Cómo se ve la versión impresa de «Domando al escritor»

El viernes ha llegado la copia del libro. He aquí cómo se ve «en persona»…

La tapa:

Fotografía de la portada

El interior:

Fotografía del interior del libro

Se ve bien:)

Algún pequeño error se ha escapado: en al menos un lugar un punto ha quedado (¡horror!) luego de un signo de admiración mientras que la ruta a un menú (la indicación para quitar el formato directo) ha quedado indicado como en la versión 5.0 en lugar de la 5.1.

Nada es perfecto😆

6 comentarios

LyX: Reiniciar la numeración luego de una «Parte»

Por defecto \LaTeX no reinicia la numeración de los capítulos luego de un entorno Parte, dando una numeración «continua»:

  • Parte I
    • Capítulo 1
    • Capítulo 2
  • Parte II
    • Capítulo 3

Si bien esta opción por defecto me parece lógica y de hecho la uso (en mi libro sobre Writer propongo trucos para conseguirla allí), es perfectamente posible y por lo tanto completamente válido que alguien necesite la opción contraria, es decir

  • Parte I
    • Capítulo I.1
    • Capítulo I.2
  • Parte II
    • Capítulo II.1

La forma más simple de conseguir esto es mediante el paquete chngcntr. En TeXLive este paquete se instala como

texlive-chngcntr

texlive-chngcntr-doc

La documentación, al menos en Linux, se instala en

/usr/share/texmf/doc/latex/chngcntr/chngcntr.pdf

Son solo dos páginas, por lo que recomiendo leerla😉

Para utilizar este paquete, en Documento → Configuración → Preambulo LaTeX escribimos

\usepackage{chngcntr}

\counterwithin{chapter}{part}

La primer línea activa el paquete mientras que la segunda dice que chapter debe ser contado dentro de part, es decir, debe reiniciar la numeración cada vez que part cambia.

Listo, ¿no? No: al agregar la «parte» a la numeración de los capítulos (y de las figuras, y de las tablas…) tendremos problemas con el índice, ya que el número se quedará sin espacio y se superpondrá con el texto del título. Ya habíamos resuelto esto para las listas de figuras y tablas, por lo que siguiendo aquel ejemplo luego de las dos líneas anteriores también tendremos que agregar en el preámbulo lo siguiente:

\makeatletter

\renewcommand\l@chapter{\@dottedtocline{2}{1.5em}{3em}}

\makeatother

Para agregar espacio en las líneas del índice correspondientes a las secciones duplicamos la segunda mostrada más arriba, pero cambiando l@chapter por l@section:

\makeatletter

\renewcommand\l@chapter{\@dottedtocline{2}{1.5em}{3em}}
\renewcommand\l@section{\@dottedtocline{2}{1.5em}{3em}}
\makeatother

Y así siguiendo con las subsecciones (subsection), etcétera. Ahora sí, ¡listo!

Deja un comentario

Primer «release candidate» para Krita 3.0

Hace unos días hablamos del nuevo «kickstarter» de Krita. Pues bien, ¡en una semana ya han recaudado la mitad de lo que necesitan! Y para mostrar lo activo que está el proyecto, hoy nos llega la primer «release candidate» de Krita 3.0, la versión que nos trae herramientas de animación, vista preliminar instantánea, Qt5 y mucho más:

Krita 3.0 Release Candidate 1 Released

Krita3rc1

La lista de novedades es sumamente importante y desde la última beta se han corregido muchos errores, actualizado las traducciones, mejorado el rendimiento… todos los detalles están en el anuncio.

Para quien quiera (y pueda) ayudar a Krita a ser aún más asombroso de lo que ya es, la campaña Kickstarter sigue en marcha:

support-krita-2016-3

Deja un comentario

LyX: ajustar tamaño de las imágenes insertadas

Cuando insertamos una imagen en LyX esta quedará con su tamaño real, por lo que si es grande al compilar el documento nos daremos cuenta de que ha «perforado el margen». De hecho, dependiendo de la resolución de la imagen y de qué tan grande sea podría perforar todos los márgenes…

Esto puede resolverse en dos formas, una manual y otra semiautomática. Veamos ambas.

Ajustando el tamaño de la imagen manualmente

Ya sea mientras la insertamos o luego al hacer clic sobre la imagen se nos abrirá el siguiente diálogo

LyX-Imagen-Escala1

Como puede verse, al marcar Redimensionar gráficos (%) podemos reducir la imagen simplemente poniendo un porcentaje apropiado. Por ejemplo, 60% significa que al compilar el documento la imagen se mostrará al 60% de su tamaño real.

La pregunta que surge instantáneamente es cómo sabemos cuál es el porcentaje correcto… Bueno, en principio si conocemos el tamaño exacto de la imagen y cuán grande es el área de texto debería ser sencillo calcularlo, pero… en fin, que lo único que nos queda es compilar el documento una y otra vez con distintos valores del porcentaje y ver cómo va quedando: al cuarto o quinto intento seguramente lo lograremos.

Ajustando el tamaño automáticamente

Es posible pedirle a LaTeX que ajuste por sí solo el tamaño de la imagen como función del ancho del área de texto de la página. Para esto, en el mismo cuadro que usamos arriba (¡sin activar la opción anterior!), cambiemos de pestaña para dirigirnos a Opciones de LaTeX y LyX

LyX-Imagen-Escala

Si queremos que la imagen ocupe exactamente el 80% del área de texto en el campo Opciones LaTeX debemos escribir

width=0.8\textwidth

La instrucción es simple de comprender: la primera mitad dice «tomar 0.8 (el 80%) del ancho» mientras que la segunda mitad dice «del área de texto». Las dos mitades juntas me dan «el 80% del área de texto».

Si queremos que la imagen ocupe el 100% del ancho del área de texto simplemente podemos evitar la primera parte del comando anterior, dejando solamente:

\textwidth

Es importante notar aquí que esto forzará a cualquier imagen a ocupar exactamente el porcentaje del área de texto por nosotros elegido: las imágenes más grandes serán automáticamente reducidas, lo cual está muy bien, pero las más pequeñas serán aumentadas, lo cual está muy mal, por lo que se recomienda prestar mucha atención, usando esta opción solo cuando sabemos que la imagen que estamos insertando es demasiado grande para la página de destino.

Tamaño de la imagen en la ventana de edición

Tal y como puede verse en la última captura de pantalla, en la pestaña Opciones de LaTeX y LyX también podemos elegir cómo se muestra (o si no se debe mostrar) la imagen en la ventana de LyX durante la edición del documento: mientras trabajamos no es necesario ver la imagen en su máxima resolución por lo que podría resultar cómodo reducirla bastante o incluso decir de no mostrarla.

Deja un comentario

Próximo objetivo de Krita: mejorar las herramientas de texto y dibujo vectorial

calligrakritaKrita 3.0 ya está en camino con muchas mejoras que fueron financiadas con la campaña kickstarter del año pasado, como la herramienta de animación o la vista previa instantánea. Pero a pesar de que este paso no está aún completo el proyecto ya mira hacia el futuro e inicia una nueva campaña para recolectar fondos y así lograr que dos herramientas que siempre han dado problemas se vuelvan tan asombrosas como el resto del programa: las herramientas para insertar capas de texto y de dibujos vectoriales:

Let’s make Text and Vectors Awesome: 2016 Kickstarter

Krita 2016 Kickstarter: Let’s Make Text and Vector Art Awesome

Las herramientas para manejar texto y dibujos vectoriales han sido heredadas de KOffice, luego Calligra Suite y… nunca funcionaron bien. Es por esto que el proyecto Krita pide la ayuda de sus usuarios a través del 2016 Krita Kickstarter. Pero eso no es todo: si la recolección de fondos va realmente bien, una serie de características extras, elegidas por los usuarios, podrán ser también desarrolladas.

A continuación el vídeo de presentación del nuevo Krita Kickstarter:

3 comentarios

Disponible «Domando al escritor» para LibreOffice

DAE-2016¡Aquí estamos! Finalmente está todo listo y ya puede ser descargado (o adquirido😉 ) desde su propia página el libro Domando al escritor, edición 2016.

Desde aquí mi agradecimiento al amigo Mauricio Baeza que tuvo la paciencia de revisar el texto final antes de su publicación.

NOTA: Al parecer el lector PDF evince tiene algunos problemas para mostrar correctamente algunas fuentes (mayormente, Libertinus Keyboard), pero en Okular todo funciona correctamente. La verdad es que no tengo idea de cuál pueda ser el problema.

Las novedades en esta edición son tantas que hasta da miedo hacer una lista, por lo que simplemente ¡descarguen su copia ya!

Luego me comentan qué les parece😉

15 comentarios

Conceptos tipográficos

En estas páginas he hablado de muchas fuentes tipográficas con licencia libre y probablemente siga haciéndolo, si encuentro otras que sean de calidad. En esos artículos he hablado de fuentes «estilo antiguo», «de transición», «didone», «para cuerpo de texto/títulos/notas»… tal vez sea hora de hablar un poco (solo un poco) de esos términos😉

Para comenzar, la terminología más básica al hablar de tipografía es la clasificación «serif» o «sans serif».

serifasLa palabra «serif», que suele traducirse al castellano como «gracia», «serifa» o simplemente se deja invariada (después de todo, el origen de la palabra no parece ser muy claro), designa las pequeñas líneas que aparecen en las terminaciones de los caracteres.

La imagen a la izquierda indica algunas de las «serifas» en tres tipos de fuentes «serif». Pero antes de entrar en los detalles que diferencian estos tres tipos de fuentes necesitamos un concepto más: el contraste.

En los diseños mostrados se ve que un mismo carácter muestra algunos trazos más delgados y otros más gruesos: pues bien, la diferencia de espesor entre el trazo más delgado y el más grueso de un símbolo es lo que en tipografía se llama contraste.

Ahora sí podemos diferenciar esos tres tipos de fuentes con serifas: la de arriba es de «estilo antiguo» o «garalda», la del medio es «de transición» y la última es del tipo «didone» (antiguamente llamada «moderna»… nunca utilicen la palabra «moderno» o «nueva generación» o cosas similares para nombrar un producto, que después terminan haciendo el ridículo😄 )

serifas2

Las fuentes «estilo antiguo» como EB Garamond muestran bajo contraste, las de tipo «didone» como Libre Bodoni muestran un contraste enorme, casi exagerado mientras que las «de transición» como Baskervaldx están en medio. Listo, ¿no? No: también hay diferencias en la forma de las serifas, que en las fuentes de estilo antiguo son más suaves y pequeñas mientras que en las didone resultan delgadas, mayormente horizontales, de ancho constante y bien diferenciadas.

Pero hay más: Observe el lector las «líneas» definidas por el contraste, especialmente en las letras cerradas como la o, la g, etcétera:

serifas3

Como puede verse, estas líneas son inclinadas (y paralelas entre sí) en las fuentes de estilo antiguo mientras que las de transición y las didone resultan siempre verticales.

De las fuentes «sans serif» (también llamadas en castellano «palo seco») no hay mucho que decir: «sans» en francés significa «sin». Aquí existen también varias definiciones: que grotesco, que lineal… pero mejor no entrar en tanta sutileza (ver enlaces más abajo).

Sobre la diferencia entre tipografías para títulos, cuerpo de texto o notas al pie ya hemos hablado al presentar algunas fuentes que ofrecen diferentes «tamaños ópticos». En líneas generales puede decirse que las fuentes que se utilizan en textos pequeños (menos de 8 puntos) deben tener menos detalles y ser más anchas (respecto de su altura) que las más grandes (de 10 puntos para arriba), mientras que las muy grandes (16 puntos o más) deben favorecer su altura por sobre su ancho y pueden incluir muchos detalles.

LM-1

Ejemplo de «tamaños ópticos» con Latin Modern: el texto en gris fue creado en 10pts y aumentado al 400% mientras que el otro fue creado en 5pts y aumentado al 800% para mostrarlo en la misma escala

Otro concepto importante en tipografía es el de kerning, generalmente traducido como «ajuste de par de caracteres», «interletraje de pares», «volado» (muy raramente) o cosas por el estilo.

La idea detrás del kerning es ajustar la distancia entre letras para que el texto «se vea bien»

(clic en la imagen para ir a la tira original). Como la mejor forma de aprender algo es hacerlo, dejo al lector con este sitio donde se tiene el «juego del kerning»

KernType a kerning game

La idea es simple: en cada texto ofrecido en los distintos niveles del juego los caracteres en los extremos están fijos mientras que los del medio pueden ser seleccionados y movidos con las flechas del cursor para (tratar de) conseguir la distribución ideal (que no es tan simple). Ya me dirán cuántos puntos han logrado en cada nivel… ¡Atención con la cursiva!😉

Antes que me olvide, cuando escuchen a un tipógrafo o diseñador gráfico hablando del «color» de un texto ¡atención!, posiblemente no se refiera a lo que están pensando

La tipografía tiene todo un idioma propio lleno de definiciones extrañas. Los curiosos pueden consultar este gran artículo (en inglés) donde ya está todo magníficamente explicado e ilustrado:

A Beautifully Illustrated Glossary Of Typographic Terms You Should Know

Eso sí, atención: esto de la tipografía puede volverse adictivo…

Una última nota que tiene menos que ver con tipografía y más con cómo almacenamos y utilizamos las fuentes en una computadora: los formatos de fuentes.

Podemos ver a una fuente moderna como a un «contenedor» para los distintos caracteres (y cierta «información adicional») donde cada carácter está a su vez representado por una serie de puntos y una «regla» sobre cómo unir esos puntos. Básicamente existen dos de esas reglas: unirlos con fragmentos de parábolas (splines cuadráticos) o con funciones cúbicas (splines cúbicos). El formato de archivo .ttf, generalmente conocido como «truetype», solo soporta splines cuadráticos mientras que el formato de archivo .otf, generalmente conocido como «opentype», soporta ambos.

Y aquí es donde las cosas se complican un poco ya que el nombre «OpenType» hace referencia no solo al formato de la fuente sino también a las «propiedades avanzadas» de la misma (la «información adicional» de la que hablábamos más arriba): con OpenType también podemos referirnos a las tablas de sustitución que permiten que en forma automática dos letras sean reemplazadas por su ligadura correspondiente, que cuando tenemos una f y una t juntas la primera sea reemplazada automáticamente por una versión más «delgada» (su «alternativa contextual») de la misma para evitar que esta choque con la t, que al escribir una palabra en griego una σ al final de la misma sea automáticamente reemplazada por su variante Ϛ, etcétera.

Y para empeorar las cosas, es posible incluir tablas OpenType en fuentes TrueType, como sucede en Junicode.

Existe otra tecnología que ofrece características tipográficas avanzadas: Graphite. Esta tecnología solo puede aplicarse a fuentes ttf y por el momento es reconocida solamente por Firefox y por los derivados de OpenOffice, Apache OpenOffice (a través de una implementación antigua que ya nadie usa y que presenta ciertas limitaciones) y LibreOffice. Existen dos problemas con esta tecnología: las fuentes disponibles son pocas (se pueden contar con los dedos) y los procesadores de texto que la soporta son aún menos (solo dos dedos), por lo que si creamos un documento .odt en Writer que use, digamos, especialidades de Charis SIL y luego abrimos ese documento en Abiword o Calligra Words… pues que tendremos problemas.

Ciertamente puede «hilarse más fino» (ver enlaces a continuación), pero con esto creo que ya estamos bien para una introducción. Queda bajo la exclusiva responsabilidad del lector la peligrosa decisión de profundizar sobre el tema😉


Más información

Beautiful Details, Beautiful Books: How to Recognize Oldstyle Typefaces

Alternate figures

Vox-ATypI classification

Kerning: el volado de las letras

Sobre los formatos de archivo de las fuentes: FontForge | TrueType vs. PostScript vs OpenType vs SVG fonts

6 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: