OpenOffice.org y derivados: un poco de historia

Existió una vez una empresa alemana llamada StarDivision que producía un paquete de oficina con todo y procesador de textos, planilla de cálculo, programa de presentaciones, dibujo vectorial, cliente de correos integrado… y que además era multiplataforma, funcionando no solo en los sistemas de la compañía de Redmond sino en el por aquel entonces joven Linux y en otros sistemas.

En 1999 esta empresa es comprada por Sun Microsystems, Inc. Las malas lenguas dicen que a Sun le resultaba más barato comprar una empresa que producía una suite de oficina multiplataforma que pagar las costosas licencias de la gente de Redmond para sus más de 50000 empleados en todo el mundo, pero sea cual fuere la razón de la compra, Sun hizo algo nunca visto hasta entonces en la industria de la computación: liberar el código fuente del programa, creando el proyecto que más tarde se llamaría OpenOffice.org (de ahora en más, OOo)(1).

Muchas cosas pasaron en los diez años que siguieron a la liberación efectiva del código en el 2000: la evolución y madurez del proyecto, la creación del estándar ISO OpenDocument (ODF), el crecimiento de las diferentes localizaciones del programa…

Pero también en esos diez años algo que desde el principio se prometió nunca llegó a hacerse realidad: la creación de una fundación independiente que guiara el destino del proyecto.

Año tras año Sun continuó a guiar el proyecto OOo como si fuera cerrado, aún siendo abierto: a la gente que contribuía código se le pedía firmar una asignación de copyright in favor de Sun, se pedían infinitas formalidades para entregar un «parche»…

Mucha gente pidió entonces un modelo de desarrollo más abierto y de estos pedidos comenzaron a surgir las «variantes» del código de OOo siendo la principal de ellas la ahora difunta go-oo, bajo el patrocinio de Novell.

En esta extraña situación de un proyecto abierto administrado casi como si fuera cerrado, se llegó al décimo aniversario… y al primer gran «terremoto» de su historia.

A principios del 2010 Sun fue adquirida por Oracle, e inmediatamente resultó claro que la situación del proyecto no iba a mejorar… de hecho muchos comenzaron a sospechar lo contrario. Y fue así que en plena celebración del décimo aniversario de OOo, el 28 de septiembre 2010 un grupo de personas creó «The Document Foundation» (TDF) y realizó un «Fork» de OOo que llamaron LibreOffice (LibO).

En un principio TDF «invitó» a Oracle a unirse al nuevo proyecto, donándoles el copyright y la marca, pero era claro que ellos conocían mejor que nadie cuál sería la respuesta.

Lo que seguramente la gente de TDF no pudo adivinar en ese momento fue la reacción de Oracle: donar el copyright, las marcas, los url… todo lo relacionado con el proyecto no a TDF sino a la fundación Apache.

Y así, el 13 de junio del 2011 OpenOffice.org entró en el «incubador» de Apache.

Se ha especulado que si la donación se hubiera producido un año antes, TDF no existiría en la actualidad… pero de poco sirven estas especulaciones, teniendo en nuestras manos dos proyectos completamente libres basados en el mismo código y pensados para el mismo «mercado».

¿Y ahora qué? ¿Cuál elegir?

Las distribuciones Linux fueron muy rápidas en aceptar LibO y hoy por hoy no conozco ninguna que, actualizada en el 2011, distribuya aún OOo. La razón es clara: anteriormente utilizaban go-oo o al menos muchos «parches» de ese proyecto, por lo que el cambio fue natural(2).

En otros sistemas operativos la situación es menos clara, por lo que no discutiré a TDF cuando dicen tener «millones de usuarios»(3).

Muchos dicen que el futuro está en LibO y para apoyar esto usan el dudoso argumento de que LibO siguió evolucionando «con gran ímpetu» mientras que OOo se ha quedado «estancado» en la versión 3.3.

Digo «dudoso argumento» porque no todos los cambios en LibO han sido para mejor: las regresiones en el uso de fuentes tipográficas con tecnología Graphite es quizás el ejemplo más claro, pero también se podrían nombrar cosas como la estructura en árbol del Navegador que genera grandes problemas de usabilidad y también (me comentan mis amigos: yo no utilizo Calc) la implementación no del todo feliz de características copiadas de Excell, entre otras cosas. Al parecer LibO ha importado de go-oo no solo el código, sino principalmente su tendencia a agregar nuevas características a cualquier costo, aún a riesgo de introducir nuevos errores…

Además, el trabajo que se está realizando en el proyecto Apache OpenOffice.org (AOOo) es en estos momentos frenético: migrar el código, revisar la licencia de cada archivo del mismo, migrar el sistema de reportes de error, la wiki, los foros, reemplazar las partes del código que no pueden distribuir… Ciertamente este año no se tendrá una nueva versión, pero cuando esta esté disponible será el comienzo de una nueva era en el que es, seguramente, el proyecto de código abierto más conocido de este mundo(4).

¿Pero dónde nos llevará esta «nueva era»? Difícil decirlo. Por lo pronto el entusiasmo que alguna vez tuve por LibO se ha ido enfriando lentamente en estos meses por lo que ahora simplemente trato de seguir, más que de anticipar, los acontecimientos en ambos proyectos.

Y en última instancia, si todo falla tenemos el proyecto Calligra Suite que lentamente y sin mucho ruido está creciendo soportado por una plataforma increíblemente flexible y por mejores conceptos de diseño. Ciertamente en estos momentos Calligra no está a la altura de OOo o LibO (Words ni siquiera está a la altura de Abiword, para ser sinceros), pero tiene un futuro brillante por delante.

Los próximos años serán realmente interesantes.

NOTAS

(1) Antes que alguien lo pregunte, el «.org» se debe a que la marca OpenOffice estaba ya registrada por una compañía holandesa, por lo que para evitar problemas legales Sun llamó al proyecto de la misma forma que el sitio web por ellos adquirido para el mismo: openoffice.org

(2) Gran parte de los fundadores de TDF estaban involucrados en go-oo. De hecho mucha gente ve LibO como no mucho más que una «formalización» de lo que sucedía en go-oo.

(3) No es lo que se ve en los foros… pero bueno, soy consciente que no es simple establecer una estadística confiable… 😉

(4) He conocido gente que había oído hablar de OOo pero que no conocía Linux…

Más información

http://wiki.services.openoffice.org/wiki/A_Brief_History_Of_OpenOffice.org

http://en.wikipedia.org/wiki/Openoffice.org

http://en.wikipedia.org/wiki/Apache_Software_Foundation

http://en.wikipedia.org/wiki/The_Document_Foundation

http://en.wikipedia.org/wiki/LibreOffice

google y mi experiencia personal…

Anuncios

  1. #1 por martini33 el 8 diciembre, 2011 - 18:03

    interesante aporte y notas sobre la evolución de openoffice. Esperamos entonces de poder contar con mas mejoras a las alternativas de código abierto y libre.

    ¿si hay problemas con las fuentes, acaso no se pueden instalar otras de mas gusto?

    • #2 por elpinguinotolkiano el 8 diciembre, 2011 - 20:41

      Gracias, martini33 por tus comentarios. Se están dando grandes cambios en ambos proyectos por lo que seguramente tendremos de dónde elegir en el futuro, para beneficio de todos los usuarios 😉

      El programa utilizará las fuentes del sistema por lo que no es problema cambiar a cualquier fuente instalada. Es solamente LibO que tiene problemas con un grupo de fuentes particulares (aquellas con tecnología Graphite), las cuales ofrecen características no disponibles en otras fuentes, pero la mayor parte de los usuarios no tendrá problemas con ninguno de los productos.

A %d blogueros les gusta esto: