Los peligros de la «arqueología literaria» en la obra de Tolkien

En un principio, Tolkien imaginó su legendarium como un origen mítico del mundo «real», como si la guerra de las joyas y todos los acontecimientos relacionados fueran parte de nuestro pasado mitológico (o al menos del de Inglaterra).

De hecho, en el libro de los Cuentos perdidos que reúne la versiones iniciales de la mitología se habla de Eriol (Ælfwine), un anglosajón del siglo décimo que era lejano descendiente de Eärendil y que encuentra el «camino recto» a Tol Eressëa, donde conoce de los elfos los relatos que posteriormente evolucionarían en el cuerpo principal del Silmarillion.

Pero también en ese principio del desarrollo de sus historias Tolkien habló de Valar y Maiar teniendo hijos, de hordas innumerables de Balrogs, de dragones mecánicos y de otras infinitas cosas que luego descartó en forma completa: solo Melian encarnó realmente y tuvo descendencia, los balrogs no eran más de nueve (o quizás siete) pero se volvieron mucho más terribles, etcétera.

En enero de 1971 Tolkien fue entrevistado por Dennis Gerrolt para la BBC Radio 4, entrevista que puede encontrarse en youtube:

En el siguiente sitio es posible encontrar el audio en otros formatos y una transcripción detallada del diálogo:

http://www.newsfrombree.co.uk/jrrt_int.htm

En esta famosa entrevista se tocan muchos temas: la infancia del autor, las cosas que lo inspiraron, el origen semítico del lenguaje de los enanos y su cultura… y también se encuentra el siguiente fragmento, alrededor del minuto 5:45:

Tolkien: … Most people have made this mistake of thinking Middle-earth is a particular kind of Earth or is another planet of the science fiction sort but it’s just an old fashioned word for this world we live in, as imagined surrounded by the Ocean.

BBC: It seemed to me that Middle-earth was in a sense as you say this world we live in but at a different era.

Tolkien: No … at a different stage of imagination, yes.

.

Tolkien: … La mayoría ha cometido el error de pensar que la Tierra media es un tipo particular de Tierra o es otro planeta del tipo de ciencia ficción pero es solo una palabra anticuada para este mundo en el que vivimos, imaginado como rodeado del Océano.

BBC: Me ha dado la impresión de que la Tierra media fuera en un sentido como usted dice este mundo en el cual vivimos, pero en una era diferente.

Tolkien: No… en un diferente nivel de la imaginación, sí.

Es decir, al momento del reportaje Tolkien ha abandonado completamente el concepto de una «continuidad» entre sus mitologías y la historia de nuestro mundo: la Tierra media no es otro mundo, pero tampoco es exactamente nuestro mundo, es como sería nuestro mundo en «un nivel diferente de la imaginación».

Esta aparente contradicción entre los textos antiguos y la entrevista se resuelve simplemente con la palabra evolución: las historias de Ælwine evolucionaron en las historias que sirven de fondo a El señor de los anillos… pero son diferentes.

¿Podemos entonces tener «confianza» en esos textos iniciales y utilizarlos para sacar conclusiones de la obra publicada?

Mi tendencia es a decir que no, que incluso en el caso que no se encuentren textos posteriores que los contradigan, las versiones tempranas de las historias no pueden ser una fuente válida para comprender su obra publicada ya que forman parte de una estructura que fue voluntariamente modificada… por no decir abandonada. Es decir, esas historias fueron necesarias para que Tolkien creara las definitivas, pero no son esas historias definitivas.

¿Y los escritos posteriores? Allí la situación es más compleja, ya que si bien podría decirse que siendo posteriores son parte del desarrollo de la obra publicada también puede decirse que son parte de un «trabajo en progreso» que nunca terminó: ¿podemos estar seguros de que esos escritos eran versiones definitivas que no volverían a cambiar?

Claramente no.

Por mi parte, prefiero darle un valor absoluto al material publicado en vida de Tolkien, junto quizás a las entrevistas dadas por el autor, un valor relativo a los textos no terminados posteriores a esas publicaciones, como los Cuentos inconclusos y sus escritos tardíos publicados en «Los pueblos de la tierra media»… y un valor cero a los textos preliminares, a los borradores descartados… a todo aquello que el propio Tolkien dejó de lado.

El Silmarillion es más un libro escrito por Chistopher Tolkien que por su padre, por lo que prefiero considerarlo complementario de las historias.

Los escritos tempranos, los borradores descartados… todo ese infinito material si bien interesante para conocer al autor llamado Tolkien y saber cómo éste trabajaba no aportan para comprender su obra: más bien lo contrario, ya que el riesgo de encontrar una contradicción que nos confunda se vuelve alto.

Además, el afán de conocer todo sobre la Tierra media va en contra de lo que el propio Tolkien recomendaba: hablando en una de sus cartas sobre Tom Bombadil, dijo

even in a mythical Age there must be some enigmas, as there always are. Tom Bombadil is one (intentionally)

.

incluso en una era mitológica deben existir algunos enigmas, como siempre hay. Tom Bombadil es uno (intencionalmente)

Bienvenidos sean entonces estos enigmas, que le dan un soplo de vida a las historias.

Anuncios

  1. #1 por ANGELUS-Ruy el 8 enero, 2012 - 21:03

    Me gusta el artículo, he aprendido con él, no conocía la entrevista y veo que tiene q ser productiva. Tolkien fue abandonando historias porque cambiaba su visión sobre ellas. Bueno, quizás la historia no la cambiaba, pero su función sí, de ahí que la caída de Númenor existiera desde los años 30 (creo) pero fue abandonando sus redacciones, pues durante cada una de ellas cambiaba lo que quería decir con ellas, más o menos.

    Personalmente, me encanta leer todo lo abandonado por Tolkien, pero jamás lo usaría como algo definitivo, sólo como algo que él creó, relacionado con la Tierra Media, pero sabiendo que ya no era parte de su obra acabada.

    Como dices, sólo hay que tener en cuenta El Hobbit y El Señor de los Anillos, es lo único que él aceptó que se publicara. El Silmarillion no lo terminó, pero lo creo válido, porque estaba acercándose a su forma definitiva (aunque siempre en su infinita imperfección para Tolkien, recuerdo que en el prólogo a no sé qué edición de ESDLA, publicado en la última edición en un sólo volumen de Minotauro, decía Tolkien que si pudiera lo haría más largo el libro, es decir, lo modificaría). Otras obras, como todo lo publicado en Historia de la Tierra Media y en La historia del Señor de los Anillos, creo que no es más que un modo de acercarnos al “proceso creativo” de JRRT, nada más.

    Saludos y sigue escribiendo sobre Tolkien y su subcreación.

  2. #2 por karlggest el 8 enero, 2012 - 21:21

    Hola.

    En algunas de esas “otras” obras, se detalla la “formación” de Inglaterra, o cómo los elfos se convierten paulatinamente en los seres diminutos de la mitología “moderna”. EMHO, Tolkien comienza a escribir fábulas sobre las distintas historias mitológicas que conoce, hasta que comienza a tratar de refabular el Libro de libros aderezado de las mitologías nórdicas. Sólo es con el tiempo en que las historias publicadas crecen y modifican el resto de su obra para adaptarlas a su contenido. Pero estas dos historias (El Hobbit y el Señor de los Anillos) son creaciones independientes, y por definición no tienen encaje completo en lo que Tolkien contaba en otros relatos. Sólo las obras incompletas pueden, por tanto, modificarse parcialmente para adaptarse a aquéllas, mientras que cualquier cosa conclusa será distinta con total probabilidad.

    De forma paralela, Tolkien sufre el paso de los años y uno de los cambios de época más brutales, con lo cual sus intereses e ideologías no deberían ser semejantes en los primeros años de su obra que en los segundos. Probablemente la idea de dos bloques (luz-oscuridad) tenga más sentido en los años 50 que en los años 30, por ejemplo.

    Al final, puede decirse de la obra de cualquier escritor competente, y parafraseando a uno de los personajes de Tolkien “ten cuidado con agarrar una pluma; comienzas por escribir una sola palabra y ya no sabes donde acabará tu relato”.

    Salud!!

  3. #3 por elpinguinotolkiano el 9 enero, 2012 - 0:14

    Gracias, ANGELUS-Ruy y karlggest por vuestros comentarios.

    Debo confesar la siguiente idea que ronda mi mente desde hace años: si el Profesor hubiera vivido un siglo más (o dos, o una edad completa) su obra, si bien más compleja estaría igual de inacabada que ahora… lo cual está muy bien también.

    En muchos autores se tiene la impresión de que la obra está «confinada» en un marco fijo, de ser estática en algún sentido, de no ser capaz de seguir creciendo. Por otra parte con Tolkien tenemos el infinito ante nosotros: Esta sensación de que detrás del horizonte hay algo más es una de las cosas que le da grandeza a la obra del Profesor.

    Saludos

  4. #4 por karlggest el 9 enero, 2012 - 15:54

    Hola.

    Coincido en que sería necesariamente más compleja, pero es difícil predecir cómo sería. EMHO en el principio estaba El Silmarillion y es muy probable que esta pieza estuviese en su mente ‘antes’ que las demás. Al fin y al cabo, es la única en la que se mantiene constante el trabajo a lo largo de su vida. Creo también que El Hobbit y ESDLA son más ‘accidentales’, como han señalado otros antes. Al parecer, El Hobbit fue más bien un cuento (algunos han dicho que Tolkien incluso llegó a arrepentirse del carácter marcadamente infantil que le había dado a ciertas partes de la narración), y puede que ESDLA fuese una oportunidad comercial inevitable.

    Cuando señalas que muchos autores tienne una obra “confinada” en un marco fijo, en mi opinión estás señalando algo que creo muy importante y que puede interesar al artículo sobre el no-Nobel de Tolkien de ANGELUS-Ruy: hay autores que escriben una o varias obras, en la que tratan determinados temas usando una amalgama de recursos literarios; ocasionalmente, para algunos de ellos su obra trasciende al propio autor y toma vida propia. Tolkien, al final, tuvo que doblegarse ante El Silmarillion y ESDLA: ambas obras lo trascendieron y se realimentaron sin intervención de la voluntad del autor. Lo que en estas obras es “incoherencia”, en otras sería llamado simplemente “errata”. Eso lo hace justo acreedor de la fama de “escritor de calidad”, con independencia de que le diesen o no distintivos; al fin y al cabo, creo que había sido Hitchcock quien había dicho, a propósito de la negativa de la academia a concederle algún Óscar, “van a decirme estos a mí a estas alturas que sé hacer cine”.

    Supongo que has leído “Hoja de Niggle”. Bien, creo que ahí el propio Tolkien lo dice todo.

    Salud!!

    • #5 por elpinguinotolkiano el 10 enero, 2012 - 1:31

      Tal como dices, en «Hoja por Niggle» se encuentra quién era Tolkien: allí está toda su filosofía sobre el acto creador… o debería decir «sub creador» 😉

      Saludos

  5. #6 por paco el 4 mayo, 2012 - 16:50

    interesante artículo en el que estoy de acuerdo en muchas cosas…el silmarillion que publicó el hijo, es así porque lo publicó crhistofer…si lo hubiera escrito cualquier otro hubiera sido distinto…no obstante es una pieza muy interesante y básica en el que encontramos..el antigüo silmarillion junto con la actualización de lo que sabemos por esdla (galadriel, gandalf/olorín, 5 ístaris, etc etc), no obstante, poco despues de publicado esdla, empezó el propio tolkien a ir modificando ese silmarillion y en lugar de actualizar empezó a dudar de muchas de las cosas que estaban escritas en el silmarillion origina que ya era una reforma de sus cuentos perdidos..en lugar de ir avanzando…fue ampliando cada una de las historias, además de seguir con sus ensayos lingüisticos, que continuaron hasta su muerte y donde sin querer, y con su “manía” de sub-crear a partir de los lenguajes el monstruo iba creciendo sin parar…el silmarillion de 250 páginas…ya podía tener miles…miles y sin acabar practicamente de definir totalmente ninguna de sus grandes historias…

    por tanto…esos escritos que le impidieron publicar en vida, tenemos que considerarlos como el final de sus cabilaciones de ese mundo y por tanto, tienen validez…más como más cerca están de su muerte…su reflexiones sobre los seres, sobre su destino, los episodios sobre su caracter politico, sexual o social tenemos que considerarlas válidas…mucho más válidas que el silmarillion publicado…pero, tampoco darles un caracter definitivo, porque supongo que siguen habiendo miles de folios por descifrar y por calificar y fechar y por tanto, en ese aspecto es el que le doy como algo inacabado para nosotros…porque todavía nos sorprende tras tanto tiempo saber donde “nació” durin…o como se llamaban los 7 padres…o cuantos elfos fueron los elfos primordiales qeu no nacieron…o las singularidades de sus normas…todo ello amplia lo que sabiamos por el silmarillion…y tienen mucho mas valor que él…y bueno, sin olvidar las cartas donde hace una reflexión ante sí mismo, muchas veces, ante las cuestiones que le brindan los demás…
    una mitología es lo que creó, y por tanto, son válidos los enigmas, las distintas versiones, los “ellos creían” que hace que muchas versiones de determinados “contadores de historias”, no fueran si no suposiciones que más tarde se explican de otra forma…verso…prosa…visto desde el punto de vista élfico, enano o hobbit…la verdad es que es un mundo fascinante…

    y de esa entrevista me quedo con la pregunta sobre dios…aparece dios en esdla…sí, aparece de vez en cuando….es él?….sí, es él….creo que resuelve o que por fin, responde a una cuestión que apareció en lso cuentos perdidos…y que termina, por fin, en el 72…

  1. Sobre las orejas de los elfos | El pingüino tolkiano
  2. La identificación de Glamdring | El pingüino tolkiano
A %d blogueros les gusta esto: