«La voz de la comunidad»

Una de las principales críticas que se hacía sobre Sun primero y luego sobre Oracle con respecto al proyecto OpenOffice.org era que, si bien libre en el código, ellos lo administraban como si fuera propietario: el proceso para aportar código era extremadamente burocrático, contribuir resultaba difícil, la respuesta ante reportes de error o sugerencias era lenta en el mejor de los casos…

Ya todos conocemos la historia (la he comentado en entradas anteriores) de cómo esta situación generó el «cisma» de LibO en el 2010 y de cómo ese cisma dio el último empujón para que Oracle abandonara el proyecto donándolo a la Fundación Apache.

¿Pero cuáles han sido las consecuencias de esta donación para los usuarios?

Mi reciente (ayer… aún falta que se actualicen las listas) nombramiento al PPMC (Podling Project Management Committee) del proyecto Apache OpenOffice no es más que un ejemplo de la nueva tendencia de incluir en la lista de personas con voto vinculante a gente que proviene de los foros: gente que no necesariamente contribuye código, gente que no pertenece a ninguna gran empresa, simples usuarios «veteranos» que comparten su experiencia con los recién llegados, gente que conoce los puntos fuertes y las debilidades del proyecto, que sabe cuáles son las preguntas de los usuarios «normales» porque las han respondido muchas veces.

La voz de la comunidad.

El paso de OpenOffice.org a Apache OpenOffice ha significado mucho más que un cambio de casa y de licencia: se ha pasado de una estructura piramidal y rígida a una estructura horizontal y flexible, un poco caótica quizás, pero donde todos pueden hacer llegar sus opiniones. Mi voto, como el voto de Hagar Delest, como el de TheGurkha, el de Pescetti, Bidouille… el de tantos miembros de los foros de todos los idiomas, vale lo mismo (no más, ciertamente no menos) que el voto de cualquier otro, ya sea este un programador independiente o uno de los empleados de IBM que trabaja en el proyecto.

El proyecto ahora escucha a sus usuarios.

La transición ha sido difícil pero ha valido la pena.

Anuncios

,

A %d blogueros les gusta esto: