Ciencia ficción «científica»

No alcanza con hablar de naves espaciales y viajes interplanetarios para tener ciencia ficción: esas naves espaciales deben funcionar y esos viajes interplanetarios deben ser posibles. Porque después de todo estamos hablando de ciencia ficción, no de ficción a secas.

Dune, de Franck Herbert es un gran libro que siempre recomiendo, pero de ciencia ficción solo tiene la segunda palabra, no la primera.

Esto por supuesto no implica nada sobre la calidad de la obra de ficción: el hecho de que la mayor parte de las películas de la así llamada ciencia ficción sean pésimas no se debe tanto a la falta de coherencia científica, sino simplemente a la falta de coherencia argumental, a personajes pobremente descritos, a situaciones ridículas y muchas veces contradictorias.

Pero en esta breve entrada quiero presentar un poco de arqueología cinematográfica para buscar algunas películas de ciencia ficción donde la parte científica fue cuidada. Son más bien pocas, y de hecho nombraré aquí las únicas tres que conozco.

Conquest of Space

Esta película del 1955, que cuenta sobre una misión tripulada a Marte es sumamente extraña ya que es un raro ejemplo de un gran cuidado en los detalles científicos… al punto de olvidar todo lo demás y producir un guión flojo con personajes olvidables. De hecho, en los más o menos veinticinco años que pasaron desde que la vi olvidé muchas cosas de una forma tan total que ni siquiera el artículo de wikipedia ha logrado refrescarlas.

Es decir, la película no es buena, pero los detalles científicos en los que han reparado son sorprendentes considerando la época:

  1. La nave es construida en órbita, en una estación espacial giratoria que ofrece «gravedad artificial»
  2. El viaje dura varios meses
  3. El descenso en Marte se produce planeando, ya que la nave había sido diseñada con alas para aprovechar la atmósfera marciana para el ingreso
  4. Luego de esperar varios meses para la ventana de lanzamiento, el cuerpo principal de la nave se levanta sobre las alas utilizadas para el descenso, las cuales se convierten así en plataforma de lanzamiento para un cohete convencional que realiza el viaje de regreso a la Tierra.

Evidentemente, la descripción de Marte es equivocada si la comparamos con los conocimientos actuales, pero dada la época en la que fue filmada resulta llamativamente cuidada.

Lástima que, como ya he comentado, el guión fuera tan malo… de hecho, parece ser que fue un fracaso comercial en su momento.

Marooned

Tan solo unos meses después del lanzamiento del Apolo 11, se estrenó esta interesante película cuyo único pecado es un excesivo celo por el drama.

Aquí se muestra una estación espacial norteamericana que recuerda notablemente a lo que fue el skylab, con tres astronautas que luego de pasar un tiempo récord en órbita suben a la cápsula, maniobran hasta la órbita de transferencia e intentan frenar la nave para realizar el reingreso… todo para descubrir que el motor principal no enciende, que no tienen suficiente combustible en los motores de maniobra para volver a la estación espacial y que no existe en tierra una nave de rescate preparada: quedan así marooned (perdidos) con una reserva de aire que alcanza solo para un par de días.

Se propone entonces en el control de misión realizar un arriesgado rescate montando una cápsula experimental nunca probada sobre un cohete titán, hacer todo lo más rápidamente posible para no perder la ventana de lanzamiento y realizar así la misión imposible. El director de la NASA (un óptimo Gregory Peck) inicialmente se niega, afirmando que al hacer eso morirían cuatro y no tres… pero el presidente de Estados Unidos lo llama y le dice que lo único que importa es que intenten hacer algo ya que el costo de no hacerlo sería peor aún que el de fracasar…

Y aquí comienza el drama. A la carrera contra reloj para chequear todos los sistemas se agrega incluso un huracán que llega a la Florida en un momento equivocado y, por supuesto, se termina con una salvación inesperada, la cual, en plena guerra fría tiene el coraje de mostrar una ayuda desinteresada de los rusos.

Como dije, la película es muy interesante, si bien no necesariamente una obra maestra. Al menos, cuando la vi hace más de veinte años me agradó.

El clásico entre los clásicos

Ninguna revisión del cine de ciencia ficción «científico» puede ignorar la película que se estrenó un año antes que la recién comentada Marooned: 2001: A Space Odyssey. Si bien sobre el final Kubrick se deja llevar quizás demasiado por los efectos especiales, llenando la pantalla de coloridos fractales made in IBM colores, estructuras geométricas e imágenes distorsionadas, el cuidado de los detalles es monumental. Las maniobras de aproximación a la estación orbital, el descenso en la Luna, el diseño de la Discovery con todo y centrifugadora, el vuelo a Júpiter, las cápsulas… todo es casi perfecto. Incluso los efectos especiales mantienen una gran presencia y siguen siendo aún hoy sorprendentes.

Edito: recomiendo el siguiente artículo sobre 2001 (publicado solo dos días antes que este…) del blog «La fórmula del lápiz»: Universo Kubrick.

Conclusión

Ninguna de las películas mencionadas es cercana en el tiempo: la más «nueva», Marooned, fue estrenada en 1969. A mi particularmente me resulta triste el ver tan poca ciencia en la ciencia ficción. Quizás los productores teman que el ser cuidadosos desde el punto de vista científico los obligue a realizar películas donde la acción sea más «lenta»: necesitar meses para moverse tan solo por el sistema solar no les parecerá muy interesante…

Aunque quizás y más simplemente lo que falte es el conocimiento de hacer las cosas bien, o el coraje de hacer algo distinto: por ejemplo, Arthur Clarke nos dio muchos relatos que darían magníficas películas ¿porqué no aprovecharlos? Yo por mi parte adoraría ver una buena adaptación de Rendez-vous with Rama (la original: las trilogía que intenta continuar la historia y que fue escrita más de quince años después en «colaboración» con Gentry Lee no puede interesarme menos).

Anuncios

  1. #1 por ibiut el 30 mayo, 2013 - 0:35

    Siempre había oído que Star Trek en el aspecto científico era muy buena. ¿qué opinas?

    • #2 por elpinguinotolkiano el 30 mayo, 2013 - 1:21

      Opino que no… 😉

      Star Trek es un show entretenido, con algunos episodios realmente interesantes, pero a pesar de lo que digan sus fans de científico tiene bien poco. Empezando con las cruzas entre biologías de distintos mundos, siguiendo con los viajes en el tiempo donde se generan contradicciones, los «estabilizadores Heisenberg»… 8|

      Saludos

      • #3 por ibiut el 30 mayo, 2013 - 3:05

        He de pedir disculpas. Me refería específicamente, aunque no lo aclaré, a la primera película.

      • #4 por elpinguinotolkiano el 30 mayo, 2013 - 13:46

        No es necesario disculparse 😉 ¿Te refieres a la de «Vger»? A mi particularmente no me gustó mucho, creo que la mejor de la serie es la 6.

        Saludos

A %d blogueros les gusta esto: