Los falsos fantasmas de la fotografía

Esta entrada fue pensada menos para mostrar una imagen que para ilustrar un problema muy común que suele ser utilizado (inconscientemente, espero) por defensores de fantasmas/ovnis/lo-que-sea para sostener sus insostenibles posiciones. Incluso este problema es el origen de muchas fotografías de tormentas en facebook y similares donde sus autores dicen cosas como «¡miren qué cerca de donde yo estaba golpeó este rayo!». Pero como dijo Jack, vayamos por partes… Primero, miren esta imagen nocturna de Place Vendôme, en París

FalsoFantasmaParisino

¿Notan los tres tenues «ovnis» que están «volando en formación» a la izquierda de la columna? Más de uno hubiera enviado esta imagen a los periódicos… Analicemos un poco más de cerca lo que se ve allí:

FantasmaExplicado

Debería ser claro ahora que los tres «ovnis» no son más que una reflexión interna en la cámara. Para los más inclinados a las explicaciones técnicas, los tres «fantasmas» no son más que una atenuada homotecia con centro en la intersección de las diagonales de la imagen y constante -1.

¿Que porqué se produce esto? Pues bien, básicamente tenemos luz que está llegando al lugar equivocado del detector de la cámara. El porqué de este error dependerá de las particulares circunstancias de cada imagen. Por ejemplo, en la fotografía de este artículo muy probablemente se deba a que una parte de la luz proveniente de los tres faroles a la derecha de la columna al llegar al CCD de mi cámara se reflejó nuevamente hacia la lente y de allí a otro sector del CCD dejando la imagen «fantasma»: dado que la superficie interior de la lente no es plana sino esférica, la luz «residual» vuelve a enfocarse dando una imagen invertida en el otro extremo de la fotografía.

Los fotógrafos aficionados (y porqué no decirlo, muchos profesionales(1)…) suelen subestimar la cantidad de luz que se refleja en los CCD, la cual no es poca y que puede dar este tipo de problemas en imágenes de gran contraste con regiones sobreexpuestas.

Existen muchos otros tipos de problemas (algunos de ellos también visibles en la imagen) generados por luz que «va donde no debe», como la coma cromática, efectos de difracción en los sensores y un largo etcétera. Estos efectos son ciertamente más importantes en condiciones de escasa iluminación como la fotografía nocturna, y se vuelven particularmente «agresivos» cuando se utilizan lentes de baja calidad y cámaras compactas con sus exageradamente densos y pequeños sensores CMOS, pero también están presentes en costosas cámaras profesionales.

En este caso era simple descubrir el origen de los «ovnis/fantasmas», pero en otros casos es un poco más complicado, especialmente si se considera que muchos de estos «fantasmas» pueden generarse a partir de fuentes de luz que se encuentran fuera del cuadro de la imagen.

Recomiendo la lectura de estos artículos (en inglés):

Lightning and video ghosting artifacts: not quite as close as it seems

Optical ghosting: Camera artifacts are not “paranormal”

(EN wikipedia) Lens flare

(1) Comparen esta imagen publicada en un artículo de la National Geographic con este análisis indicado en el comentario de Andrei Mihalache del 12 de diciembre de 2013 en el artículo (también recomiendo leer el comentario por Evan Bookbinder del 15 de diciembre). Aquí se ve claramente que el «misterioso rayo verde» en realidad no es más que un reflejo dentro de la cámara del mismo tipo del ilustrado en el presente artículo. Un punto menos para la NG… ¡se supone que ellos saben de fotografía!

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: