Música «invisible»

Todos los reproductores de música en todos los sistemas operativos tienen un problema para mi: son demasiado visibles.

Cuando escucho música en la computadora o bien estoy trabajando en otra cosa (como escribir un artículo) o simplemente tengo la computadora conectada al equipo de música con la pantalla apagada mientras hago otra cosa (como cenar). Es decir, en ningún momento estoy interesado en ver brillantes interfaces gráficas llenas de «widgets», no cruza por mi cabeza el «evaluar» lo que escucho a través de puntos, estrellas o lo que sea, no quiero compartir lo que escucho en redes sociales a las que no estoy suscrito, no me interesa hacer «mezclas» de temas dispersos por el disco rígido… en fin, solo quiero oír música sin que el reproductor se meta en mi camino, disfrutar de una sucesión de temas en el mismo orden concebido por su autor/intérprete, solo quiero elegir una lista de reproducción y seguir con la vida.

Desde hace ya un tiempo he logrado este equilibrio combinando algunos elementos Linuxeros que paso a detallar.

«Materiales» necesarios

El reproductor elegido es qmmp. Es un reproductor old school con un aire al veterano winamp (de hecho, puede utilizar los skin de este último… pero claro, aquí el aspecto del programa no interesa) y escrito con las librerías Qt.

Plasmoide «QuickAccess Browser».

Optativo: plasmoide «Now Playing».

Procedimiento

El único momento en el cual «veo» el reproductor es al crear una nueva lista de reproducción. Con Qmmp, las listas pueden crearse ya sea arrastrando y soltando o utilizando las herramientas de navegación propias del programa

qmmp-playlist

Sí, solo muestro el editor de listas de reproducción. Recuerden que la idea del artículo es no ver el reproductor…

Salvadas las listas de reproducción en una cuidadosamente planeada jerarquía de carpetas, se agrega el plasmoide QuickAccess Browser a un panel, y se lo configura para dirigirse a la «carpeta raíz» de las listas de reproducción.

qmmp-qa

Una lista… variada. Y es solo una sub-carpeta…

Se asocian los archivos de la lista de reproducción (en mi caso, los .m3u) con Qmmp.

Se configura Qmmp para que se se inicie oculto (bajo Configuración → Aspecto → Ver).

Se activan (bajo Configuración → Módulos) los módulos «Módulo de icono de estado», «Módulo de notificación de KDE 4» y «Módulo de atajos de teclado globales», configurándolos oportunamente.

Se disfruta.

En función

Seleccionando la lista de reproducción deseada desde QuickAccess qmmp se abrirá y comenzará a reproducir, mostrando por cada nuevo tema una pequeña notificación que avisa sin molestar

qmmp-anuncio

Sí, ya se que es un mp3 y no un ogg. Puedo elegir ogg cuando digitalizo mis temas en casa pero no cuando me regalan un álbum adquirido en una tienda digital…

Si queremos refrescar nuestra memoria y recuperar el nombre del tema que estamos escuchando (quizás estábamos distraídos cuando pasó la notificación), es suficiente pasar el puntero del ratón sobre el icono que representa Qmmp en la bandeja del sistema, que una notificación se mostrará por unos segundos indicando a su vez qué tan avanzado está el tema

qmmp-cursor

Opcionalmente, podemos incluso controlar el programa desde el plasmoide «Now playing»

qmmp-ahora-suena

Y todo sin siquiera ver el reproductor.

Música invisible

Anuncios

,

  1. #1 por Zipristin el 19 mayo, 2014 - 3:04

    Has probado mpd? Es bastante invisible e independiente del reproductor, incluso puedes cerrarlo y la musica sigue sonando mientras el demonio mpd siga corriendo. Si usas KDE cantata me parece el mejor reproductor. O puedes controlarlo por la terminal con ncmpcpp.

    Si tienes cuenta en last.fm, hay tambien un script en python llamado mpd-sima que me encanta, lo que hace es actualizar tu lista de reproduccion de forma inteligente añadiendo canciones de tu colección similares a la última que escuchaste. Cuanto más grande sea tu colección mejor.

    Saludos.

    • #2 por elpinguinotolkiano el 19 mayo, 2014 - 22:28

      Hola, Zipristin,

      Aún no he probado mpd, gracias por el consejo. He leído muchos comentarios muy buenos sobre él. Veré si logro desperezarme lo suficiente como para probar algo nuevo, que por ahora estoy muy cómodo 😉

      Saludos

A %d blogueros les gusta esto: