Videoconferencia a través de WebRTC

El el 2011, Google liberó el código de un sistema para comunicación en tiempo real entre navegadores llamado WebRTC que es ahora la base de la implementación de un estándar, aún en progreso, de la W3C. Como era de esperarse, tanto Chrome como Chromium implementan este método, pero no son los únicos: a estos navegadores se han agregado Firefox y Opera (el único privativo del «equipo»). Este sistema trabaja conectando navegadores individuales, sin «intermediarios», para realizar videoconferencias y enviar mensajes de texto por lo que lo único que se necesita es un servicio para «unir» los navegadores. Hoy les hablaré rápidamente del servicio talky.io, que permite hasta seis navegadores conectados en videoconferencia simultáneamente, entre otras cosas. Existen otros servicios que usan WebRTC: como siempre, google es su amigo 😉 . Dado que se trata de un futuro estándar W3C, WebRTC no requiere complementos de ningún tipo para funcionar. En el caso de talky tampoco es necesario registrarse. Entrando en la página del servicio, se da un «nombre» a la sesión

talky

Escriba un nombre en la caja y presione «Let’s go!»

el sistema genera entonces un enlace que enviamos a todos los participantes y el navegador nos pregunta si queremos compartir cámara y micrófono

talky1

Firefox preguntando por la cámara y el micrófono

Chromium preguntando por la cámara y el micrófono. También se ve (parcialmente) la presentación de la dirección web a compartir para entrar en la «sesión».

Chromium preguntando por la cámara y el micrófono. También se ve (parcialmente) la presentación de la dirección web a compartir para entrar en la «sesión».

Como puede verse en esta última captura, el sitio incluso ofrece un pequeño juego mientras esperamos a que los demás se unan a la charla… Lo único que se necesita a este punto es enviar por correo electrónico a los demás participantes el enlace generado por la página: todos hacen clic en el enlace, aceptan compartir cámara y micrófono y ya están conversando. Así de simple. Conversación privada usando estándares abiertos, perfecto, ¿verdad? Bueno, casi. El problema aquí es el mismo con todo lo relacionado con html5 en Linux: los navegadores no habilitan la aceleración por hardware. Esto significa que al codificar y decodificar vídeo el procesador tiene trabajo extra y que el sistema se calentará rápidamente. En Chromium, la temperatura de mi portátil se dispara rápidamente sobre los 80ºC, mientras que con Firefox se mantiene a unos 76ºC… con skype, programa del cual siempre me quejé por su exagerado consumo de recursos, nunca pasa de 70ºC. En fin, una tecnología sumamente interesante y con gran futuro, pero que aún tiene que madurar. Esperemos que logren optimizarla rápidamente y así logremos deshacernos finalmente de los sistemas de videoconferencia privativos.

Anuncios

, , ,

A %d blogueros les gusta esto: