El arte de mostrar sin mostrar

Considerando como espacio de muestras a aquellos que tengan conexión a Internet o al menos un televisor y dejando de lado a alguna que otra persona de ese grupo decidiendo vivir debajo de una piedra por los últimos días, podemos estar seguros no solo del hecho de que todos saben que se ha liberado el primer «teaser» de Star Wars VII: la mayoría lo ha ya visto.

Considerando que falta aún un año para el estreno a nadie debería sorprender el que se muestre tan poco, pero es notable cómo el corto vídeo logra mantener la atención y crear ansiedad en mucha gente: un notable movimiento de mercadotecnia masiva en el cual ahora mismo, voluntariamente, estoy siendo atrapado.

Muchas cosas se han dicho en estos días por la red sobre lo poco que efectivamente se muestra: los nuevos protagonistas, un nuevo tipo de «droid gracioso», etcétera. Quizás lo que más ha llamado la atención, justificadamente, es el ridículo gavilán en cruz de fuego del nuevo «sable de luz» (me rehúso a traducir lightsaber como «espada láser») rojo: los gavilanes de las espadas están diseñados para proteger la mano del espadachín, por lo que… ya se entiende.

Me he divertido con la «interpretación» que encontré en G+ de esa escena:

Lo que a mi me ha llamado la atención de los pocos comentarios que he leído (no he tenido paciencia para leer más) es que si bien existen muchos espectadores lo suficiente detallistas como para notar que la famosa antena parabólica del Halcón Milenario es diferente de la original, pocos son los que recuerdan que esa antena original se destruye en El retorno del Jedi cuando Lando Calrissian trata de escapar de la destrucción de estrella de la muerte 2.0, por lo que el cambio era predecible.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que al parecer nadie ha notado un extraño estancamiento tecnológico: dado que la historia se supone sucede 30 años después de El retorno… y más allá de los nuevos cascos de los Storm Troopers (¿o eran los soldados clon?, que no estoy muy ducho en la nomenclatura StarWars), nada ha cambiado. ¿Cómo explicar que los X-Wing sean los mismos de siempre? Si el imperio fue derrotado, ¿de dónde salen los Tie Fighter? Una posible explicación es que esas breves escenas de combate sean un «flash back» al inicio de la película mostrando los problemas luego de la caída del emperador: y es que lo contado en El retorno… no impide que quedaran algunos reductos del Imperio resistiéndose a aceptar el nuevo orden.

En fin, que queda aún un año de ociosas especulaciones antes de ir al cine con el simple objetivo de pasar un buen rato. A veces me pregunto para qué miro los vídeos promocionales 😉

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: