Contaminación lingüística

Pocos lugares en el mundo deben dar tantas facilidades a la «contaminación lingüística» como Suiza: con cuatro idiomas oficiales (alemán, francés, italiano y romanche), de los cuales cada ciudadano conoce al menos dos, más el ubicuo inglés y los dialectos locales, el tráfico de palabras resulta casi infinito.

azione

Una oferta de chocolate suizo (odio las cámaras de los teléfonos… aunque esta vez sirvió de algo)

Una «contaminación» particularmente llamativa puede verse en la imagen a la izquierda, tomada en la puerta de un supermercado del cantón Tesino, la parte donde se habla el italiano… «helvético».

La palabra italiana «azione» se traduce al castellano únicamente como «acción», pero en el cartel está claramente utilizada con el sentido de «oferta» (que en italiano se dice offerta, con doble f). ¿De dónde ha salido semejante uso?

Al parecer la «contaminación» proviene del alemán, pero a través de giros extraños: es una traducción literal del alemán «Aktion», que en la suiza alemana y en partes de Alemania se utiliza también para indicar una oferta… y cuya traducción al castellano también es «acción». Es decir, no hemos resuelto aún el misterio.

La clave, según me cuentan algunos germánicos amigos, quizás se encuentre en la palabra alemana Verkaufsaktion que se traduce al castellano como «promoción de ventas» (los alemanes tienen estas extrañas construcciones): esta palabra se habría abreviado a simplemente Aktion y de allí fue traducida tanto al suizo italiano (azione) como al suizo francés (action).

Cosas locas de los idiomas.

Anuncios

,

A %d blogueros les gusta esto: