You must be kidding…

Ya han pasado casi tres meses desde que hablé del estado del proyecto AOO, contando que había un «luchador» tratando de llevarlo adelante para que saliera de su crisis, diciendo que la situación era difícil, pero no imposible, etcétera. ¿Qué sucedió desde entonces?

En fin, allá vamos.

Primero, el proyecto consiguió un nuevo «release manager» (RM). Buena noticia, ¿verdad? Pues no tanto. Andrea Pescetti, el anterior «chair» del proyecto, se ofreció a cubrir el rol de RM, pero es claro que lo hizo no porque crea ser la persona más capacitada para el trabajo: él se ofreció porque nadie más se ofrecía, tan simple como eso. En sus propias palabras:

I obviously can’t fulfill the role completely, since there are skills that I miss

(evidentemente no puedo cubrir el rol completamente, dado que hay habilidades que me faltan)

Andrea es una persona con una enorme voluntad de trabajo que siempre ha tratado de que todos en el proyecto estuvieran bien y de que todo fuera adelante, pero eso no cambia las cosas: el problema que llevó a que el proyecto no tuviera RM no se ha resuelto, solo se ha postergado. En cierta forma, es ahora más complejo que antes.

Y luego, hace unos días, sucedió otro cambio de esos que son «importantes».

Debo admitir que, a pesar de haber tratado de sonar optimista en el anterior artículo, en el fondo siempre sospeché que terminaría sucediendo lo que finalmente sucedió. Es decir, conociendo a todos los personajes casi que era obvio: solo unos meses después de haber sido elegido como nuevo «Chair» del proyecto Jan Iversen anunció su intensión de renunciar en setiembre.

No sé como fueron las discusiones que lo llevaron a tomar semejante decisión, pero desgraciadamente no me resulta difícil imaginarlas.

Y no solo eso, el único candidato a reemplazarlo es por el momento Dennis Hamilton, el mismo «ormid» que inició cierta ridícula discusión en los foros ingleses, demostrando que no entiende cómo funciona la comunidad.

Dennis Hamilton es una persona con un curriculum técnico impecable: miembro de OASIS, en su momento cubrió un rol importante en el desarrollo del estándar ODF… pero OpenOffice es (o era) mucho más que una cuestión técnica: OpenOffice es por sobre todas las cosas una comunidad de usuarios y esto es algo que el proyecto no parece comprender completamente. Y por si fuera poco, Dennis Hamilton ya fue candidato al cargo en las elecciones que había ganado Jan…

Cambiar todo para no cambiar nada.

No tenía pensado escribir este artículo, de hecho, a menos de un milagro (y yo no creo en milagros) este artículo será el último que escribiré sobre OpenOffice o sus derivados, pero algo que me pareció horriblemente absurdo me empujó a hacerlo. ¿Que qué fue ese singular acontecimiento? Pues bien, dado que el movimiento que ofrece es casi nulo ya casi lo había olvidado, pero en épocas mejores hice clic en el botón «seguir» de la página G+ del proyecto. Y bueno, justo en el día en el cual LibreOffice anunció la disponibilidad de su versión 5.0 me encontré con esto en mi página G+

anuncioAOO

Como si nada hubiera pasado en estos últimos años, como si todo estuviera bien y funcionando como debería, como si fingir optimismo fuera suficiente para hacer que todo sea una fiesta, el proyecto «celebra» un número de descargas, una estadística interesante, sí, pero que fuera de contexto carece completamente de significado y que es producto más de la inercia de un nombre con una enorme historia que de un trabajo bien llevado, inercia que hoy por hoy se sostiene solo gracias al inigualable soporte ofrecido por los voluntarios de los foros.

No se puede saber quién fue la persona que publicó esa «noticia» en G+, pero tampoco es tan difícil adivinarlo. Por eso, cuando la vi, la frase que vino inmediatamente a mi mente fue

You must be kidding, Rob!

Anuncios

,

  1. #1 por xiseme el 10 agosto, 2015 - 19:18

    O sea, que hay quien confunde los deseos con la realidad:
    Deseo que el proyecto vaya bien, ¿que hay que pueda confirmarlo? ummmm… el num. de descargas!

    Si no hay voluntarios con las capacidades técnicas necesarias, pues no los hay. Para captarlos solo veo dos vías:
    – diversión-estimulante (me lo paso bien con estos mis colegas para conseguir tal o cual reto)
    – beneficio-económico (me gusta hacer bien aquello por lo que me pagan)
    La primera fué, pero ya no parece que sea; sobre todo si hay gente concentrándose en quién** [propone/hace tal objetivo] en vez de en el qué [sobre el objetivo]
    La segunda… las empresas-fundaciones deberían decir, animadas tal vez por la licencia libre-permisiva., pero ¡qué sabré yo!

    Grrr… milagros no, pero… «no digas nunca jamás, ni este cura no es mi padre».
    Los que hemos leído tu libro (comprado no, pagado no, pero leído sí XDDD) te “exijimos” (eso sí te lo exijimos por favor y comprendiendo la carga de ilusión que quedó en el camino) que nos informes/opines/alecciones de las derivas de AOO y similares suites, presentes y futuras; que no solo de LaTeX vive el hombre 🙂

    ** Para los zoquetes que no sabemos inglés ¿podrías resumirnos de qué va el tema de orcmid – The cost of incivility? es que los traductores on-line me confunden.

    • #2 por elpinguinotolkiano el 10 agosto, 2015 - 22:22

      Gracias, Xiseme, por el empuje. No prometo nada, pero veré si, luego de respirar un poco (que al parecer casi dos años siguen sin ser suficientes) logro volver a decir algo 😉

      Sobre la historia que armó el señor Dennis Hamilton… En el foro inglés hay un usuario llamado Villeroy que es sumamente prolífico (más de 20000 mensajes, casi todos útiles). Es uno de los pilares del foro, dando un gran soporte a todos y siempre con buena información, pero tiene un «pequeño problema»: sobre todo cuando hay alguien troleando (cosa que sucede más a menudo de lo que debería), pues que no se la manda decir a nadie y responde en forma más que directa, al límite de ser rudo. Como decían en mi barrio, es uno que va con los tapones de punta…

      Al parecer alguien que nunca había participado en la comunidad protestó UNA vez en una lista de correo por UN hilo particular del foro, por lo que el buen Dennis tomó ese ÚNICO acontecimiento, completamente aislado, se olvidó de que el foro funciona magníficamente y sin protestas desde hace más de una década y saltó con una sarta de incoherencias entre las cuales se encontraba el decir que esas actitudes ahuyentan usuarios (¡justo el foro, que es una de las pocas cosas que mantienen vivo al proyecto!) y la acusación absurda de que en el foro existía un problema de «gobernabilidad». Luego de que otros voluntarios dieran su apoyo a Villeroy, demostraran que la acusación no tenía sentido además de estar desinformada y justo cuando el hilo comenzaba a ser tibiamente útil, pues el señor Dennis hizo mutis por el foro (nunca mejor dicho) y no volvió a mostrar su avatar por allí. Debo decir que su actitud me mosqueó bastante, y eso que hacía ya rato que me había «retirado» (de hecho, me enteré de ese hilo por casualidad).

      En fin, que me da la sensación de que alguna gente no entiende nada. Si a eso le sumamos el que casi seguramente será el nuevo chair del proyecto…

      Saludos

  1. No está muerto quien pelea, pero ¿hay alguien peleando? El estado de AOO | El pingüino tolkiano
A %d blogueros les gusta esto: