Verano

cerrado

En realidad, como ya comenté en su momento, más que vacaciones es por un exceso de trabajo. Y de calor, que no hay que menospreciarlo. Y de sentido común, que quién va a leer los delirios que escribo en pleno agosto.

La próxima entrada está programada para el 5 de septiembre.

¡A la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: