Disponible «LyX, la otra forma de escribir»

¿A que no te lo esperabas? ¡Pues aquí está, finalmente! Este fin de semana hice el sprint final y logré terminarlo.

Ya todo está en la página principal del proyecto, pero si no puedes esperar a que se abra a continuación tienes toda la información necesaria.

Escrito mayormente en la versión 2.2, el libro presenta también las principales novedades de  LYX 2.3.

196 páginas de puro formato y tipografía que te ayudarán a obtener resultados inimaginables con otros procesadores de documentos.

Descarga en forma completamente gratuita el PDF:

LyX, la otra forma de escribir

17 comentarios en “Disponible «LyX, la otra forma de escribir»

  1. exelcior! Al igual que con el de Writer, por lo entretenido he leido los primeros capitulos, este material aun mas, a tal punto de tener que instalar LyX y ver de primera mano como es la creatura… mayor merito por que ni writer ni *tex me interesan realmente, pero si los fuera a utilizar sin lugar a dudas este libro lo tendria por oro puro!

    Gracias por la labor profecional que has realizado, la unica pega que le encuentro es el tamaño de fuente, un poco grande para una pantalla vertical (pero justa para una cuadrada y pequeña) y que esta en pdf un formato no del todo conveniente

    o, las fraces

    > doy por supuesto que el lector sabe utilizar su computadora

    y la batalla:

    > Los defensores de la edición basada en texto dicen, y suelen tener razón, que
    > cuando se conocen los códigos correctos es mucho más simple escribir que andar
    > haciendo clic por aquí y allá y que en los editores gráficos se pasa uno más
    > tiempo buscando la función que necesita que usándola.

    > Los defensores de los programas de edición gráficos dicen, y suelen tener
    > razón, que recordar una infinidad de comandos por más simples que estos
    > sean implica un esfuerzo la mayor parte de las veces injustificado y que la
    > «curva de aprendizaje» de un programa gráfico es siempre más suave que
    > en un programa basado en texto.

    > A esta guerra se agrega un tercer grupo formado por aquellos que dicen
    > que los otros dos grupos son unos idiotas y que nada es mejor que un buen
    > atajo de teclado, a lo cual los dos grupos anteriores responden, y suelen tener
    > razón, que hacer todo con atajos de teclado requiere unas habilidades tanto
    > en los dedos como en la memoria propias de un pianista virtuoso.

    tendran difusion por la webesfera hasta olvidar al autor y convertirse en folclor popular, brillante!

  2. Enorme trabajo. Da gusto. Felicidades y gracias por lo que aportas. Ya hace tiempo que sigo algunas de tus trabajos. Hasta ahora, sobre todo el dedicado al Writer. Por cierto, me he descargado tu libro sobre Lyx y te lo he comprado también… pero, realmente, no veo ninguna diferencia (no pasa nada: pretendía solo compensar tu sfuerzo).

    • ¡Muchas gracias! 🙂 La única diferencia entre la versión de esta página y la de Lulu es que este último tiene dos archivos de texto adjuntos en los apéndices B y C con el contenido del «formato local» y del «preámbulo LaTeX» listos para copiar y pegar en un documento nuevo.

      ¡Gracias de nuevo por la compra! Todo aporte ayuda a este pingüino escritor 😉

      • Apreciado Ricardo: Ahora me doy cuenta de un detalle qu creo que tiene su importancia… Por más que comparaba ambas versiones, la de esta página y la comprada, no veía ninguna diferencia. Y no la he visto hasta que se me ha ocurrido, de casualidad, abrir el pdf con Acrobat Reader… ¡Ahí sí he visto los anexos! Pero ninguno de los lectores habituales de Ubuntu me los mostraba. Uso Ubuntu Trusty Tahr 14.04. Sinceramente, te agradezco el regalo, útil tanto para usarlo como para estudiarlo… pero, quizás, la manera de hacérnoslo llegar no sea la más adecuada… Al menos para todos. Te animaría a pensar otra… ¿Un descargable aparte desde la plataforma de venta? No sé… ¿O quizás soy yo quien no sabe manejar los visores nativos de Ubuntu? No creo. Son efectivos, aunque quizás demasiado sencillos.

        Un saludo y, de nuevo, gracias por todo.

  3. Corrijo lo dicho… Si voy a las pp. 178 y 182 -cito de memoria- sí se ven sendos iconos en el lector de serie de Ubuntu. Si se clica en él, sí se puede acceder a los anexos. Me refería antes a que Acrobat Reader tiene una función para ver el conjunto de posibles anexos de un documento (una especie de “clip” en la banda izquierda de la aplicación). Es una función muy útil, pero inexistente en los lectores linuxeros -que yo sepa-. Aquí, como no llegues al icono de la anotación, no lo ves.

    Disculpa la confusión que he tenido, aunque, el mero hecho de haberla tenido, ya hace ver que los lectores de pdf linuxeros todavía andan un poco cortos…, a mi parecer, respecto al de Acrobat. Un saludo y gracias por la atención.

    • En Okular, en la barra de la izquierda tienes la posibilidad de ver «anotaciones» y allí tienes la lista de los adjuntos. También los muestra en la página en las que están con un icono. Y sí, a los lectores PDF linuxeros les falta aún algunas habilidades para estar completos, pero algo logran 😉

      • Sí, efectivamente, Okular los muestra. Pero como no es el habitual de mi distribución, por eso no lo había comprobado. Aun así, Acrobat lo pone más fácil. Lástima. Sí, cierto, aun falta algo a los lectores de pdf linuxeros. O que Adobe volviera a sacar versiones para Linux. Lo dejó, creo, con la versión 9. Claro, que ellos no están muy por el código libre, precisamente… 😉

      • Si ahora la gente de Redmond está actualizando skype para Linux casi dos veces por mes, quién te dice lo que puede hacer la gente de Adobe… aunque yo no creo que lo utilizaría 😆

      • Sí, efectivamente. Yo tampoco 😀 . Mi comentario anterior iba en términos comparativos. Okular sí, pero otros no, o no tan fácilmente. Linux me encanta, pero esa disperisón, a veces, es una pejiguera que te obliga a mezclar librerías de diferentes distribuciones o “sabores”, etc. En realidad, a Adobe le tengo mucha manía. Especialmente por dos cosas: el famoso DRM (al margen de lo que podamos pensar de él, de nuevo, se gestiona a través de un programa de ellos) y lo odioso que se me hace cuando, al menos por estos barrios, hay quien se cuelga la medalla de desarrollar y potenciar la administración pública virtual y, entonces, resulta que, para cualquier tontería, tienes que usar mecanismos que solo funcionan bien si lo haces a través de Ventanucos (y que pasan, frecuntemente, por productos de Adobe)… Y el Pingüino, para esas cosas, suele ir bastante pez… Aunque no por culpa suya…

        Pero, en fin, dejemos el tema, que se aleja lo importante. Y lo importante es que nos has regalado un trabajazo de premio. Gracias otra vez y hasta otra. Un placer.

  4. Pingback: En qué ando: noviembre | Onda Hostil

Los comentarios están cerrados.