Estrenando portatil linuxero: TUXEDO-Book-BC1507

Pues aquí estoy, escribiendo desde mi nuevo TUXEDO-Book-BC1507. En el artículo de hoy cuento mis impresiones luego de unos días de uso, cómo fue el proceso de compra, qué está bien e incluso alguna que otra crítica, que tampoco hay que insultar a los dioses con la perfección humana.

TUXEDO Computers es una compañía alemana que construye «a medida» portátiles linuxeros. De hecho, si quieres el windoze ese te lo tienes que pagar aparte. Si te la apañas con el teclado inglés o el alemán, ¡hasta puedes pedir tu portátil con un pingüino en la tecla META!

Pero yo quería teclado en castellano por lo que… en fin, la ventanita. Ya lo dije, no hay que insultar a los dioses.

La compra ha sido sumamente placentera. A diferencia de otras compañías que ofrecen portátiles linuxeros, TUXEDO te da todas las posibilidades a la hora de pagar: no solo tarjeta de crédito, sino también paypal, transferencia bancaria, lo que se te ocurra. De hecho, yo pagué con una transferencia SEPA. Pones la orden en la página, te envían las coordenadas bancarias y desde que se registra el pago en cinco días hábiles ya te están tocando el timbre con exactamente lo que has pedido: ¡arman cada portátil en el momento!

Eso sí, el correo de confirmación de que ya estaba todo en marcha vino en alemán… un traspié, imagino.

Las líneas «imponen respeto» y la construcción se ve sólida. A pesar de no tener un chasis en aluminio se mantiene fresca, el ventilador casi no se siente y la salida de aire está ingeniosamente colocada hacia atrás en lugar de hacia un lado (o incluso hacia abajo) como en la mayoría de las portátiles. La batería rinde muy bien: estoy escribiendo esta entrada sin cargar, con el wifi y todo apunta a más de 4 horas de autonomía. Es importante notar que la bios tiene una opción llamada FlexiCharger que permite decir que el sistema deje de cargar cuando llega a un cierto porcentaje (por ejemplo, 90 %), por lo que en principio no es necesario quitar la batería cuando se trabaja mucho tiempo en una posición fija y con cargador, solo hay que habilitar esta opción. Además de venir con exactamente lo que el cliente pide, todos los componentes están a solo un destornillador de distancia: nada de memorias soldadas o cosas así, todo es accesible, todo puede repararse o sustituirse, ¡hasta viene con tornillos de repuesto!

El teclado es cómodo y «silencioso»: no hay traqueteo e incluso las teclas del touchpad (¡las tiene!) casi no hacen ruido.Además es retroiluminado con led y la iluminación se puede regular fácilmente. Si quisiera hacer una pequeña crítica aquí, podría decir que un poco de esta iluminación «se escapa» por los bordes de las teclas, no va solo a través de los símbolos en ellas, pero es algo realmente menor y si se usa una iluminación baja no molesta.

¿Única pega? dicen de darte un sistema preinstalado a tu elección, pero en realidad cargan un «net-install». Eso para mí ha sido un pequeño inconveniente: por una parte el net install que colocaron no era del Leap 15.1 final, sino del beta, y por otro se dio una pequeña catástrofe regional donde el internet de esta zona se cayó para todos justo el día en el que llegó el paquete, por lo que no había red con la cual terminar la instalación…

Pero ningún problema: había encargado también un lector/escritor de DVD externo (el modelo no tiene uno interno) por lo que con él «quemé» desde la otra máquina el instalador de openSUSE Leap 15.1 en un DVD-RW, arranqué la nueva máquina desde el mismo DVD conectado al puerto usb (es un usb 3.1, para más datos) y en un ratito todo estaba instalado, listo para cuando regresó el internet.

Este modelo acepta hasta dos discos, uno SSD y el otro tradicional. Dado que ya me estaba cayendo (estrepitosamente) del presupuesto, me quedé solo con un disco tradicional de 1 T y en cambio opté por más RAM (16 gigas). El procesador en un i5 de octava generación y cuatro núcleos. Teclado español retroiluminado con led regulables, pantalla mate de 1920×1080 y 96ppp… en fin, que respecto de lo que tenía antes es un lujo. Por ahora estoy muy contento y todo funciona a la perfección.

¡Quién hubiera dicho hace 10 años que ahora tendríamos compañías como TUXEDO o Slimbook, ofreciendo productos tan bien realizados y pensados para el pingüino!


Nota: antes de que alguien lo reclame he aquí una captura de pantalla, pero todavía no estoy decidido sobre el fondo, por lo que puede cambiar

La imagen creo que la saqué hace mucho del APOD de la NASA, pero no recuerdo en qué fecha.

4 comentarios en “Estrenando portatil linuxero: TUXEDO-Book-BC1507

  1. Que maravilla, (que padre decimos por acá en México)… ahora que ande de nuevo por allá, me compro una, que ya me hace falta renovar mi vieja portátil con más de 10 años de trabajo…

    Un abrazo

    • La verdad es que más la uso y más contento estoy de tenerla, ¡va realmente bien! Si no puedes esperar, por allí tienes más cerca System76, que también tiene buena prensa 😉

    • La pantalla es mate. Todavía tengo que probar cómo se ve en exteriores, con mucha luz natural, pero tiene mucho rango de brillo y está muy bien.

Los comentarios están cerrados.