Entradas etiquetadas como LibreOffice

Writer: Alineación en listas numeradas y viñetas

El principal riesgo de conocer bien algo es no prestarle demasiada atención cuando se lo hace o, peor aún, cuando se lo explica, lo cual inevitablemente lleva a errores. En fin, que uno se confía y mete la pata. Pero el problema se vuelve realmente grave cuando la metida de pata pasa inadvertida: el error queda y queda, le pasamos por arriba y no lo vemos ya que no le estamos prestando la debida atención.

Esto me ha sucedido con la explicación que en mi libro hago del tema que da título a esta entrada: está absurdamente mal y presenta un error grosero que hoy trataré de corregir, pero confiado como estaba nunca le presté atención y así fue quedando casi sin cambios en las distintas ediciones y a través de los años. Solo cuando se me ocurrió pasar la explicación al inglés tuve el momento de «revelación» que automáticamente lanzó la palma de mi mano derecha hacia mi frente con una importante energía cinética.

En fin, empecemos…


Cuando creamos una lista numerada o una viñeta en Writer o bien editamos un estilo de lista, en la pestaña Posición nos encontramos con algo como lo siguiente

¿Pero qué significa cada campo de entrada y cada menú desplegable?

Por cada «nivel» de una lista (columna de la izquierda) podemos configurar la posición y el alineamiento de los números y el comportamiento del margen izquierdo del párrafo.

Alineada a (1) indica dónde va la numeración, pero como los números claramente tienen un ancho también será necesario indicar dónde en el número estamos midiendo su posición y para esto tenemos el menú Alineación de numeración: con Izquierda (opción por defecto) indicamos que el número debe comenzar en la posición indicada (es decir, la posición de referencia se toma a la izquierda del número), con Derecha indicamos que el número termina en esa posición (los números van antes del marcador, el cual, claramente, queda a la derecha) mientras que con Centrado decimos que el número debe estar, en fin, centrado 🙂

Numeración seguida por (2) indica cómo la numeración debe separarse del texto (si se selecciona «tabulador» se podrá indicar dónde va a terminar ese tabulador con la opción Tabulación en) mientras que Sangrar en (3) indica el sangrado izquierdo del párrafo como un todo (excepción hecha de la primera línea, por supuesto, que eso está controlado por Numeración seguida por).

He configurado las tres listas de la captura de pantalla anterior para que comiencen en 9, así se ve más claramente cómo afecta la alineación a los números. Las tres tienen el separador entre número y texto como tabulador. También configuré un sangrado mayor al tabulador para que así se vea claramente su efecto.

La numeración de la primera lista está alineada «a la izquierda», la de la segunda está «centrada» mientras que la tercera está «a la derecha». La posición del tabulador y de la sangría de párrafo han sido configuradas de la misma forma en las tres listas.


Ahora sí. Trataré de estar más atento para ver qué otros líos me han pasado por debajo del radar estos años y así corregirlos… Al menos este tema estará bien en la próxima edición del libro.

Digo, eso espero.

Estimado lector, si encuentras otro gazapo, ¡por favor avisa!

Anuncios

,

Deja un comentario

Nuevo en LibO 6: diccionarios personalizados con «inflexiones»

Un diccionario de corrección ortográfica es mucho más que una lista de palabras: en lugar de dar una lista de, por ejemplo, un determinado verbo y todas sus conjugaciones y variantes simplemente da el infinitivo y una lista de reglas para modificarlo, en lugar de un sustantivo y sus distintas formas en género y número, nuevamente da la raíz y las reglas para modificarla, etcétera.

El problema está por lo tanto en los diccionarios personalizados: esa opción de «agregar palabra» para que ya no me la marque como error cuando vuelvo a utilizarla.

O mejor dicho, el problema estaba allí ya que LibreOffice 6.0 nos permitirá aplicar un «modelo» a una palabra que agregamos al diccionario local.

En esta nueva versión, si nos dirigimos a Herramientas → Opciones → Configuración de idiomas → Ayuda de escritura y creamos un diccionario local nos encontraremos con lo siguiente:

Como pueden ver he agregado el infinitivo del muy informal, pero no por eso menos divertido verbo pachorrear y le he indicado al programa que con él debe seguir el modelo del verbo haraganear: a partir de ahora el corrector ortográfico reconocerá como correcto no solo pachorrear sino también pachorreo, pachorreas, pachorreamos… lo que exija la situación y todo con una única entrada en el diccionario local.

Esto por supuesto se agrega a las nuevas e interesantes características que ya comentamos en su momento. Lo dicho: LibO 6.0 se presenta como una interesante actualización.

2 comentarios

Objetos «3D» en Draw

Esta semana sigo rescatando artículos viejos que resultaban más difíciles de actualizar que de reescribir.


Draw ciertamente no es una herramienta de desarrollo de imágenes 3D, pero permite crear rápidamente objetos simples con simetría de rotación que se comporten como objetos en tres dimensiones, reflejando luz, etcétera.

El programa de hecho ofrece algunos objetos predefinidos directamente desde el correspondiente botón de la barra de herramientas, pero hoy veremos cómo crear uno nuevo.

Primero creamos una curva plana con las herramientas de dibujo normales. Por ejemplo, una curva Bézier (hablo de cómo crear una en cierto libro). En el botón Efectos seleccionamos la opción En objeto de giro 3D, como se muestra a continuación:

Una línea punteada vertical aparecerá, con dos agarraderas en sus extremos: este será el eje de simetría de nuestro objeto. Podemos desplazar este eje libremente con solo tomarlo con el ratón y girarlo utilizando las agarraderas

Una vez colocado nuestro eje, un doble clic en al curva original completará la figura de rotación y con un clic derecho → Efectos 3D accederemos al menú para modificar sus propiedades.

Recomiendo marcar la opción «En dos lados» de la pestaña Geometría, que de lo contrario el objeto se verá un tanto extraño.

En la barra superior podemos elegir de configurar la iluminación y varios efectos que dejo al lector explorar.

El objeto resultante puede ser rotado a voluntad seleccionando la herramienta de rotación en el botón Efectos que mencionamos al principio y desde la barra lateral podemos modificar su transparencia y sus colores.

Y bueno, esta es la herramienta. Con un poco de creatividad podemos tratar de decidir si el vaso está medio vacío o medio lleno.

,

Deja un comentario

Fondo de página en Writer (LibO 5.4 y posteriores)

Este artículo es una actualización de otro muy antiguo (¡del 2011!) sobre el mismo tema. Mucha agua ha pasado bajo el puente y a partir de LibreOffice 5.4 todo es más simple, por lo que en lugar de actualizar el artículo viejo he decidido reescribirlo.


Introducción

Supongamos que queremos crear un documento «particular» en el cual tengamos control total del fondo de página y de los márgenes del texto. Algo como lo que puede verse en la siguiente imagen:

El desafío tiene varias partes, por lo que vayamos por orden.

Utilizar un fondo personalizado

Al editar un estilo de página en la pestaña Área tenemos varias imágenes que vienen ya con el programa, pero agregar una nueva no es un problema: simplemente presionamos el botón Añadir/importar

Podemos elegir cualquier tipo de imagen, incluso imágenes vectoriales (es decir, no hacer caso a eso de «mapa de bits»), además de seleccionar las opciones de posición en la página, escalado, etcétera.

Aplicar un fondo a toda la página

Cuando se aplica un color o un fondo a una página en realidad estamos modificando solo el «área de texto», es decir, si elegimos en nuestro estilo de página que el fondo sea de un cierto color, o que muestre una determinada imagen los márgenes quedarán excluidos de esta configuración.

NOTA: En Writer, tanto la cabecera como el pie de página pertenecen al «área de texto».

¿Cómo podemos aplicar fondos a toda la página?

Dos simples pasos:

  1. Configurar los márgenes de la página a cero (pestaña Página)
  2. En la pestaña Bordes del estilo de página, bajo Espaciado al contenido escribir el tamaño que tenían los márgenes (si se desean «márgenes» distintos en los cuatro costados de la página, desmarcar «Sincronizar»)

NOTA: en versiones de LibreOffice anteriores a la 5.4 era necesario aplicar un borde para que esto funcionara, pero este pequeño inconveniente ha sido finalmente superado.

Construir «huecos» en el texto

Para lograr el «hueco» en el texto, o bien un margen «libre» tendremos que recurrir a las herramientas de dibujo.

Activando la barra de herramientas de dibujo en Writer podemos crear una figura cerrada mostrando el perfil deseado. Ahora debemos seleccionar el dibujo así creado y con un clic derecho → Ajuste marcar tanto Ajuste de página como Contorno para lograr que el texto siga el perfil de la figura. Ahora, con la figura seleccionada, debemos fijar el anclaje de la misma al párrafo cuyo «perfil» deseamos modificar y, en las Propiedades del objeto de dibujo seleccionar una transparencia del 100 %.

¡Todo listo!

,

Deja un comentario

Más sobre el difícil arte de las expresiones regulares

Esta vez va de números. Supongamos que queremos localizar en un documento Writer números entre 1 y 50, pero no mayores.

La expresión

\b\d\b

encontrará números de un solo dígito desde 0 a 9. La expresión

\b\d{1,2}\b

encontrará números de uno o dos dígitos, desde el 0 hasta el 99… siempre que no tenga una letra pegada. Por ejemplo no encontrará el número en a29. Si queremos localizar el número a toda costa necesitamos algunas condiciones con las «look-ahead» y «Look-behind assertions» más la condición lógica «o» que se consigue con la barra vertical. Algo así

(?<=[^\d]|^)\d{1,2}(?=[^\d]|$)

Lo que busca esta expresión es uno o dos dígitos que se encuentran entre algo que no es ni un dígito ni un inicio de párrafo y otra cosa que tampoco es un dígito o un final de párrafo.

Ya estamos más cerca. Para limitar el rango tendremos que aplicar un poco más de «selección»:

(?<=[^\d]|^)([1-5]?\d)(?=[^\d]|$)

ya busca entre 1 y 59, pero no 60 o mayores. ¡Ya estamos casi allí!

Contemplad ahora la expresión definitiva:

(?<=[^\d]|^)([1-4]?\d)(?=[^\d]|$)|50

Dejo como ejercicio para el lector el interpretar la expresión. Eso sí, es altamente aconsejable repasar el capítulo sobre expresiones regulares de mi libro antes de intentarlo.


Este interesante ejercicio de expresiones regulares se planteó hace unas semanas en la versión italiana de ask.libreoffice. Me llevó un buen rato el darme cuenta de cómo resolverlo… y aún más el recordar de dejarlo por escrito en el blog. Pero finalmente aquí está.

,

6 comentarios

Camino a LibO 6.0: las primeras versiones de desarrollo

En estos días me he tomado un momento para descargar la versión «archive» (nada de rpm o deb: el programa ya compilado y simplemente empaquetado en un tar.gz, listo para descomprimir y usar) de la versión de desarrollo de LibreOffice 6.0. He aquí algunas de las novedades que he encontrado.

Caracteres especiales

La herramienta para insertar caracteres especiales ha dado un salto de calidad realmente importante. El botón de insertar caracteres especiales se ha convertido ahora en un menú que ofrece no solo el abrir la herramienta de base, sino también una lista de los caracteres usados recientemente y otra de los «favoritos»

Por si esto fuera poco (que no lo es) al abrir el diálogo principal nos encontramos con una herramienta mucho más potente que no solo nos permite configurar los favoritos con un simple clic derecho: también nos da información valiosa del carácter a insertar y la posibilidad de buscar caracteres a través de sus nombres unicode (la caja «search» arriba a la izquierda)

Menús de personalización

La herramienta que se abre en Herramientas → Personalización ha sido completamente reescrita, organizando todos sus componentes y ofreciendo a su vez un campo de búsqueda que simplifica la configuración de menús y atajos de teclado

Barra de estilos

Aún no está disponible la caja con los estilos de carácter, pero ya tenemos algunas mejoras que vuelven a esta barra realmente útil. Por ejemplo, los botones de los estilos de carácter «saben» (y «lo comentan» iluminándose) cuál es el estilo de carácter aplicado al texto sobre el que se encuentra el cursor, por lo que el botón del estilo de carácter «predefinido» solo se señala cuando no hay un estilo de carácter aplicado al texto

Navegar por objetos

En la barra de búsqueda (Ctrl-F) se ha agregado un cómodo menú que permite seleccionar categorías de objetos para «saltar» rápidamente entre ellos

Seleccionando el ítem que nos interesa podemos saltar entre títulos, tablas, imágenes, secciones… lo que necesitemos, simplemente usando los dos botones de la derecha.

Algunos problemas

LibreOffice usa un sistema llamado VCL para «dibujar» su interfaz gráfica. Este sistema tiene algunos «plug-in» para conectarse con gtk2, gtk3 y KDE4. Este último plug-in parece tener un problema en la versión de desarrollo que he probado: no es posible insertar acentos. Seguramente esto se solucionará a tiempo para la versión final pero mientras tanto ,

ACTUALIZACIÓN: El problema ya está resuelto. Aún así hasta tanto no implementen el plugin para Plasma casi que es mejor utilizar la interfaz gtk3

es muy simple el iniciar LibreOffice con su interfaz gtk3 incluso en un sistema Plasma: abriendo un terminal virtual en la carpeta con el guión de inicio del programa podemos lanzar Writer con

SAL_USE_VCLPLUGIN=gtk3 ./swriter

Con la interfaz en gtk3 todo parece funcionar correctamente.

Conclusión

La versión 6.0 de LibreOffice está tomando buena forma, con características sumamente interesantes. La interfaz gtk3 ha avanzado mucho y, seleccionando el tema correcto, cuadra en un entorno plasma incluso mejor que la interfaz KDE4. Realmente LibreOffice 6.0 se viene con todo en regla para convertirse en una de las actualizaciones más interesantes de la historia del proyecto.

Para más información sobre las novedades: LibreOffice 6.0: Release Notes (en inglés y en fase de composición).

,

Deja un comentario

Recrear el «quick-start» de LibO en KDE Plasma

LibreOffice 5.4 es la última versión en ofrecer el «quick-start», la pequeña aplicación que se coloca en la bandeja del sistema para agilizar el acceso a los diferentes componentes del programa: a partir de 6.0 será eliminada.

Originalmente esta pequeña componente fue creada porque, en la época de OOo, el inicio de la aplicación era dolorosamente lento: al mejor estilo de los productos de Redmond este «inicio rápido» cargaba, silenciosamente, el programa completo durante el inicio del sistema. La idea era que al estar ya cargado en memoria se agilizaba su arranque… al costo de hacer el inicio del sistema más lento, se entiende.

En los últimos tiempos LibO ha logrado hacer que el inicio del programa sea más ágil, reduciendo enormemente el tiempo necesario para cargar la aplicación por lo que el «inicio rápido» ha dejado de ser tan útil, ¿verdad?

Bueeeeeeeeeno… Depende. Ciertamente cargar todo el paquete en memoria aún cuando no iba a ser utilizado no era la mejor de las ideas, pero el «inicio rápido» tenía algunas (pequeñas) ventajas extras como por ejemplo conseguir que el programa se iniciara mostrando la lista de plantillas.

Hoy mostraré cómo recrear las funciones «útiles» del inicio rápido de LibO en un entorno Plasma. Seguramente se podrá hacer algo parecido en otros escritorios.

Primero que nada creamos una carpeta que podríamos llamar «LibreOffice Rápido». Dentro de esta carpeta hacemos un clic derecho → Crear nuevo → Enlace a aplicación. Esto nos creará un archivo «desktop» que podremos utilizar para crear un enlace a la aplicación que queramos. Por ejemplo escribiendo bajo Orden en la pestaña Aplicación lo siguiente

libreoffice --writer %U

lograremos iniciar Writer mientras que con

libreoffice --draw %U

iniciará Draw.

NOTA 1: Sí, ya sé que podemos arrastrar el acceso directo correspondiente desde el menú de aplicaciones, pero como veremos más abajo es mejor crear el acceso «a mano» desde cero.

NOTA 2: El lector interesado en saber qué es eso del «%U» puede consultar la especificación de los archivos desktop.

Hasta aquí todo fácil. ¿Cómo hacemos ahora para llamar la lista de las plantillas? Pues con

libreoffice .uno:NewDoc

mientras que si queremos que nos presente directamente el menú para abrir un archivo podemos utilizar

libreoffice .uno:Open

Estas instrucciones «.uno» usan el «API» de LibO para realizar diferentes tareas y son parte del lenguaje de macros del programa. Si el lector quiere saber más al respecto tendrá que preguntarle a un experto del tema, como por ejemplo mi amigo Mauricio, administrador de los foros de la comunidad.

Ahora en nuestro escritorio Plasma desbloqueamos los elementos gráficos y en un panel cualquiera insertamos una «vista de carpeta»

Ahora solo nos queda configurar la vista de carpeta para que apunte a la carpeta «LibreOffice Rápido» con lo cual veremos los accesos rápidos que hemos creado… todos ellos mostrando la extensión .desktop, lo cual queda bastante feo. ¡Ningún problema! Podemos simplemente hacer un clic derecho sobre cada acceso rápido y seleccionar Cambiar nombre para eliminar la extensión del archivo que Plasma los seguirá reconociendo.

NOTA: Y aquí está la razón para no arrastrar los accesos desde el menú ya que al parecer estos últimos no están bien formateados y al quitarles la extensión Plasma deja de reconocerlos como accesos a programas. Los archivos .desktop creados desde Plasma funcionan a la perfección.

Todo listo.

, ,

2 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: