Entradas etiquetadas como Linux

Recrear el «quick-start» de LibO en KDE Plasma

LibreOffice 5.4 es la última versión en ofrecer el «quick-start», la pequeña aplicación que se coloca en la bandeja del sistema para agilizar el acceso a los diferentes componentes del programa: a partir de 6.0 será eliminada.

Originalmente esta pequeña componente fue creada porque, en la época de OOo, el inicio de la aplicación era dolorosamente lento: al mejor estilo de los productos de Redmond este «inicio rápido» cargaba, silenciosamente, el programa completo durante el inicio del sistema. La idea era que al estar ya cargado en memoria se agilizaba su arranque… al costo de hacer el inicio del sistema más lento, se entiende.

En los últimos tiempos LibO ha logrado hacer que el inicio del programa sea más ágil, reduciendo enormemente el tiempo necesario para cargar la aplicación por lo que el «inicio rápido» ha dejado de ser tan útil, ¿verdad?

Bueeeeeeeeeno… Depende. Ciertamente cargar todo el paquete en memoria aún cuando no iba a ser utilizado no era la mejor de las ideas, pero el «inicio rápido» tenía algunas (pequeñas) ventajas extras como por ejemplo conseguir que el programa se iniciara mostrando la lista de plantillas.

Hoy mostraré cómo recrear las funciones «útiles» del inicio rápido de LibO en un entorno Plasma. Seguramente se podrá hacer algo parecido en otros escritorios.

Primero que nada creamos una carpeta que podríamos llamar «LibreOffice Rápido». Dentro de esta carpeta hacemos un clic derecho → Crear nuevo → Enlace a aplicación. Esto nos creará un archivo «desktop» que podremos utilizar para crear un enlace a la aplicación que queramos. Por ejemplo escribiendo bajo Orden en la pestaña Aplicación lo siguiente

libreoffice --writer %U

lograremos iniciar Writer mientras que con

libreoffice --draw %U

iniciará Draw.

NOTA 1: Sí, ya sé que podemos arrastrar el acceso directo correspondiente desde el menú de aplicaciones, pero como veremos más abajo es mejor crear el acceso «a mano» desde cero.

NOTA 2: El lector interesado en saber qué es eso del «%U» puede consultar la especificación de los archivos desktop.

Hasta aquí todo fácil. ¿Cómo hacemos ahora para llamar la lista de las plantillas? Pues con

libreoffice .uno:NewDoc

mientras que si queremos que nos presente directamente el menú para abrir un archivo podemos utilizar

libreoffice .uno:Open

Estas instrucciones «.uno» usan el «API» de LibO para realizar diferentes tareas y son parte del lenguaje de macros del programa. Si el lector quiere saber más al respecto tendrá que preguntarle a un experto del tema, como por ejemplo mi amigo Mauricio, administrador de los foros de la comunidad.

Ahora en nuestro escritorio Plasma desbloqueamos los elementos gráficos y en un panel cualquiera insertamos una «vista de carpeta»

Ahora solo nos queda configurar la vista de carpeta para que apunte a la carpeta «LibreOffice Rápido» con lo cual veremos los accesos rápidos que hemos creado… todos ellos mostrando la extensión .desktop, lo cual queda bastante feo. ¡Ningún problema! Podemos simplemente hacer un clic derecho sobre cada acceso rápido y seleccionar Cambiar nombre para eliminar la extensión del archivo que Plasma los seguirá reconociendo.

NOTA: Y aquí está la razón para no arrastrar los accesos desde el menú ya que al parecer estos últimos no están bien formateados y al quitarles la extensión Plasma deja de reconocerlos como accesos a programas. Los archivos .desktop creados desde Plasma funcionan a la perfección.

Todo listo.

Anuncios

, , ,

2 comentarios

Desempaquetar un archivo rpm

Todo aquel que por cualquier motivo (y mejor no entremos en los porqué que no quiero deprimirme) se vea obligado a utilizar skype en Linux y no quería actualizar a la última, patética versión habrá seguramente recibido en las últimas semanas un amable correo electrónico indicando que las versiones 4 y anteriores serán descontinuadas a partir del primero de julio y que hay que pasarse obligatoriamente a la versión 5.3, la cual está oficialmente marcada como beta y falla más que escopeta de feria.

Sí, exacto. Pienso igual.

Bueno, la cuestión es que esta nueva versión viene distribuida solamente como rpm y deb y que yo no tengo ganas de instalar un rpm que no venga de un repositorio de mi distro, por lo que ha sido esta una buena oportunidad para desempolvar las viejas recetas sobre cómo desempaquetar archivos rpm para una «instalación local».

Veamos.

Un archivo, gráficamente

Un rpm es simplemente un archivo comprimido al que se le han agregado metadatos. El formato de compresión elegido ha sido, históricamente, cpio, pero versiones recientes del estándar pueden utilizar bzip2, lzip, lzma, xz o, desde la versión 5, xar.

Como sea, cualquier programa de compresión de datos debería ser capaz de abrirlo. Por ejemplo, Ark abre archivos rpm sin problemas por lo que en KDE solo tenemos que hacer clic derecho → Extraer → Extraer archivo comprimido aquí, autodetectar subcarpeta.

Un archivo, en línea de comandos

En la carpeta que contiene el archivo.rpm creamos una subcarpeta, entramos en ella, abrimos allí una terminal y escribimos

rpm2cpio ../archivo.rpm | cpio -id

La i es para «extraer» y la d para crear directorios si son necesarios. Digo, en caso de que alguien quisiera saberlo. Por supuesto siempre tenemos

cpio --help

para más opciones (la página man del programa no me parece muy útil).

Muchos archivos a abrir recursivamente

También podríamos estar interesados en descomprimir la instalación de la versión de desarrollo de LibreOffice, que está dividida en unos 50 archivos rpm, para hacer pruebas y ver qué tiene de nuevo sin molestar la instalación «normal». Hace ya muchos años escribí sobre esto (aquí, aquí y aquí), pero no está de más el repasar la instrucción.

Como antes, creamos una subcarpeta dentro de la carpeta que contiene todos los rpm, entramos allí y abrimos una terminal para ejecutar el siguiente código

for i in ../*.rpm; do rpm2cpio $i | cpio -id; done

Lo que hace esta línea es crear un bucle que va pasando por todos los archivos rpm, descomprimiéndolos y copiando el contenido recursivamente.

Todo listo.

, ,

2 comentarios

SciDAVis 1.18

Ajustes polinomiales, logarítmicos, exponenciales, con funciones definidas por el usuario, trasformadas rápidas de Fourier, filtros, integración y derivación numérica… Que el usuario elija.

También permite operar rápidamente sobre los datos, definir funciones, personalizar los gráficos, exportarlos en formato SVG o PDF para incluirlos en cualquier documento…

Además de descargar el código fuente desde la página principal del proyecto es posible instalarlo rápidamente en varias distribuciones Linux (Fedora, openSUSE, Debian, xubuntu…) desde este repositorio.

En Editar → Preferencias → General → Aplicación podemos elegir el Estilo de la interfaz gráfica. Seleccionando Breeze se integra bastante bien al escritorio Plasma por lo que casi que ni se nota que sigue siendo una aplicación Qt4.

, , ,

Deja un comentario

Convertir archivos EPS en formatos vectoriales «modernos»

El formato de imágenes vectoriales EPS es uno de los más antiguos aún en uso, pero por muchos motivos ha sido superado por otros formatos como PDF o SVG.

Writer tiene un gran soporte de imágenes SVG, un problemático soporte para PDF (mejora en cada versión, pero todavía le falta) y un inexistente soporte para EPS. ¿Qué hacer entonces si tenemos que utilizar imágenes en formato EPS?

Existen muchos convertidores de imágenes vectoriales (como UniConvertor, parte del proyecto sK1), pero en la mayor parte de los casos estas aplicaciones nos ofrecen demasiadas opciones por lo que hoy iremos a lo más sencillo.

Hace ya unos años hablé de cómo convertir una imagen PDF en una SVG, hoy comentaré el primer paso: ir de EPS a PDF.

Para esto necesitamos la aplicación de línea de comandos epstopdf. La forma de utilizarla es simple:

epstopdf entrada.eps --outfile=El-PDF.pdf

Listo: hemos convertido el archivo EPS en un PDF de una página perfectamente formateado. Para luego convertir ese PDF en un SVG solo tendremos que seguir lo comentado en el otro artículo:

pdf2svg El-PDF.pdf El-SVG-definitivo.svg

He probado con viejos archivos EPS de mi tesis de doctorado y la conversión es perfecta.

La instrucción epstopdf ofrece muchas más opciones. Quien tenga curiosidad puede consultar la ayuda del programa con

epstopdf --help

o bien el manual con

man epstopdf

(recuerda, lector: konqueror muestra páginas man perfectamente por lo que si te encuentras en KDE presiona CtrlAlt-F2 para abrir krunner y escribe man:epstopdf)

5 comentarios

Conocer las características OpenType ofrecidas por una fuente

Hace unos meses un lector me preguntaba si conocía un visor de fuentes en Linux que mostrara las características ofrecidas por una fuente. En ese momento no conocía ninguno, pero resulta que descubrir las opciones OpenType disponibles es bastante simple desde la línea de comandos.

Todo lo que necesitamos es la instrucción «otfinfo» que viene en el paquete «lcdf typetools» (en mi sistema está instalado como texlive-lcdftypetools). El uso es muy simple:

otfinfo <opción> /ruta/a/la/fuente

La opción -s nos dará los idiomas soportados por la fuente mientras que -f nos dará qué opciones están disponibles.

Hay que recordar que si la ruta a la fuente tiene un espacio hay que agregar una barra antes del mismo.

Por ejemplo, para conocer qué nos ofrece la fuente Sukhumala Regular.otf que hemos instalado en la carpeta ~/.fonts/s/ simplemente escribimos en la terminal

otfinfo -f ~/.fonts/s/Sukhumala\ Regular.otf

lo que nos dará

afrc Alternative Fractions
c2pc Petite Capitals From Capitals
c2sc Small Capitals From Capitals
case Case-Sensitive Forms
clig Contextual Ligatures
dlig Discretionary Ligatures
dnom Denominators
fina Terminal Forms
frac Fractions
hlig Historical Ligatures
kern Kerning
liga Standard Ligatures
nalt Alternate Annotation Forms
numr Numerators
onum Oldstyle Figures
ordn Ordinals
ornm Ornaments
pcap Petite Capitals
salt Stylistic Alternates
sinf Scientific Inferiors
smcp Small Capitals
subs Subscript
sups Superscript

es decir, todas las opciones disponibles.

Para conocer todo lo que puede hacer el programa otfinfo es suficiente escribir

otfinfo -h

Conocidas las opciones que nos ofrece la fuente solo nos queda ir a LibO Writer 5.3+ para probarlas a ver qué tal quedan, o bien utilizar el servicio ofrecido por Pablo Impallari

«Arrastrando» el archivo de una fuente allí tendremos la posibilidad de probar cómo se ve esta con las diferentes opciones OpenType.

El código de este servicio puede ser descargado desde GitHub para utilizarlo localmente.

,

5 comentarios

Escritorio actual (al menos por ahora)

Ya tenía programada una «primera entrada del año» para el próximo jueves, pero se me ocurrió comenzar un poco antes compartiendo cómo se ve (por ahora) el escritorio:

escritorio2017-01-03

Fuente de la imagen de fondo (la recorté un poco).

El tema de escritorio es «Brisa oscuro», en Plasma 5.8. Las aplicaciones (lo sé, ninguna a la vista) están en «Brisa claro»: me gusta mantener un contraste entre el escritorio y las aplicaciones.

Después de muchos años de utilizar paneles verticales he vuelto (siempre por el momento) a una estructura más tradicional. ¿La razón? Pues claramente la imagen que elegí como fondo de pantalla  :lol:. De hecho verán que no tengo «plasmoides» tirados por allí: los anillos de Saturno y Encedalo con sus géisers lo dominan todo.

Y sí, el artículo del próximo jueves tendrá capturas de pantalla del escritorio anterior. Qué se le va a hacer.

,

Deja un comentario

Pingüinera actualizada y saludos de fin de año

Tras superar un (no tan) pequeño susto, finalmente tengo instalado openSUSE 42.2 y todo funciona a la perfección.

escritorio422

Todavía no he terminado de personalizar el escritorio (Plasma ha sabiamente ignorado la configuración anterior de KDE4), pero ya está «listo para trabajar».

Plasma 5.8 va realmente bien y el sistema en general se siente muy fluido. Me ha gustado mucho el menú principal, sencillo y práctico, el nivel de integración de todos los componentes y la bandeja del sistema. No me ha gustado tanto el tema de escritorio que venía por defecto, pero eso no es raro y cambiarlo ha sido muy simple.

He utilizado el DVD de instalación y no el cambiar los repositorios como en otras ocasiones, pero en lugar de una instalación fresca he optado por la opción de «actualizar el sistema». Así he logrado mantener mi selección de paquetes (incluyendo el no instalar amarok) y la configuración general del sistema. Igual no es posible salvarse de tener que resolver algunos «conflictos» y de tener que volver a configurar los repositorios no oficiales, pero todo eso es simple con YaST2 por lo que la actualización resulta ciertamente más cómoda que realizar una instalación desde cero.

Algo recomendable cuando se realiza una actualización es dirigirse a YaST2 y activar la pestaña «repositorios» que en la larga lista de paquetes que podemos ver en @System seguramente encontraremos alguno en rojo o en azul que necesita nuestra atención (para cambiarlo de repositorio, actualizarlo o incluso eliminarlo).

yast2repos

Para la captura ya había «limpiado» todo 😉

Pues bien, el año que viene veremos cómo retomar esto de escribir algo sobre KDE. Y ya que hablamos del año próximo, pues que este pingüino se toma un descanso y saluda a todos sus lectores deseándoles un magnífico comienzo de año. ¡Felices fiestas!

Y recuerda, estimado lector, que las celebraciones no pueden ser una excusa para tomar riesgos inútiles: si bebes, no compiles tu kernel.

¡Salud!

, ,

2 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: