Entradas etiquetadas como Tolkien

La verdadera razón de que los Siete fallaran

CelebrimborAnnatar


La fuente tipográfica del texto principal se llama «Purisa», mientras que las «instrucciones» están compuestas con Source Code Pro

(Y no olviden pasar el puntero del ratón por sobre la imagen… 😉 )

,

Deja un comentario

En la casa de Tom Bombadil

El séptimo capítulo de «La comunidad del anillo» que da nombre a este artículo es más notable de lo que muchos lectores, especialmente los «primerizos», suelen descubrir.

At last Frodo spoke:

‘Did you hear me calling, Master, or was it just chance that brought you at that moment?’

Tom stirred like a man shaken out of a pleasant dream. ‘Eh, what?’ said he. ‘Did I hear you calling? Nay, I did not hear: I was busy singing. Just chance brought me then, if chance you call it. It was no plan of mine, though I was waiting for you.’

 

Finalmente Frodo habló:

—¿Me oyó llamando, Maestro, o fue solo casualidad lo que le llevó a estar allí en ese momento?

Tom se sobresaltó como un hombre sacado de un sueño placentero —¿Eh, qué?— dijo —¿Si te oí llamar? No, no oí: estaba ocupado cantando. Fue solo la casualidad lo que me llevó allí entonces, si casualidad puede ser llamada. No fue un plan mio, pero te estaba esperando.

Tom sabía que Frodo estaba viajando hacia el este, que se encontraba en el Bosque Viejo. Ciertamente Gildor Inglorion —otro de los conflictivos personajes del libro— corrió la voz, hablando también con Aragorn y enviando un mensaje a Elrond. Es decir, Tom no estaba tan aislado en su pequeño reino después de todo…

En la siguiente página, Frodo tiene un sueño que describe un lugar y una situación que el lector no ha encontrado aún y que no comprende (un círculo de piedras, montañas y una torre, un hombre de blancos cabellos y un águila gigantesca), pero que resultará clara luego en el concilio de Elrond.

(Frodo tiene otro sueño en la casa de Tom, pero es parte del capítulo siguiente por lo que esta vez lo dejaremos pasar…)

Un par de páginas más tarde se da la situación más citada y quizás menos comprendida de todo el capítulo:

Indeed so much did Tom know, and so cunning was his questioning, that Frodo found himself telling him more about Bilbo and his own hopes and fears than he had told before even to Gandalf. Tom wagged his head up and down, and there was a glint in his eyes when he heard of the Riders.

‘Show me the precious ring!’ he said suddenly in the midst of the story: and Frodo, to his own astonishment, drew out the chain from his pocket, and unfastening the Ring handed it at once to Tom.

It seemed to grow larger as it lay for a moment on his big brown-skinned hand. Then suddenly he put it to his eye and laughed. For a second the hobbits had a vision, both comical and alarming, of his bright blue eye gleaming through a circle of gold. Then Tom put the Ring round the end of his little finger and held it up to the candlelight. For a moment the hobbits noticed nothing strange about this. Then they grasped. There was no sign of Tom disappearing!

 

Efectivamente tanto conocía Tom y tan inteligentes eran sus preguntas que Frodo se encontró contándole más acerca de Bilbo y de sus propias esperanzas y miedos de lo que había dicho jamás, incluso a Gandalf. Tom meneó su cabeza arriba y abajo, y un brillo apareció en sus ojos cuando oyó hablar de los Jinetes.

—¡Muéstrame el precioso anillo!— dijo repentinamente en medio de la historia: y Frodo, para su propia sorpresa, extrajo la cadena de su bolsillo y soltando el Anillo lo pasó inmediatamente a Tom.

Pareció crecer mientras estaba por un momento en su gran mano morena. De repente puso el anillo frente a su ojo y rió. Por un segundo los hobbits tuvieron una visión, a la vez cómica y alarmante, de su ojo azul profundo brillando a través de un círculo de oro. Entonces Tom se puso el Anillo en su dedo pequeño y lo sostuvo a la luz de la vela. Por un momento los hobbits no notaron nada extraño sobre esto. Entonces comprendieron. ¡No había signos de que Tom desapareciera!

Luego vendría la famosa escena de Frodo poniéndose el anillo y de Tom viéndolo a pesar de ser «invisible», pero la parte aquí citada es en mi opinión aún más importante. Por una parte vemos a Tom sintiendo curiosidad por el anillo, deseando verlo: es claro que, como nos comenta Michael Martinez, el anillo «intenta tentar» (y falla) a Tom.

La otra parte es que Tom logra comprender cabalmente la naturaleza y el alcance del poder que se encuentra en el anillo, y que es capaz de jugar con él.

Aquella parte en la que casi todos se centran, el hecho de que el anillo no es capaz de dominar a Tom, resulta entonces casi anecdótica.

Y es que Tom es su propio Maestro, no acepta órdenes de nadie y no está interesado en dar órdenes a nadie. Tom solo está interesado en saber, dominar es algo completamente ajeno a su naturaleza.1

Y esto hace que la aparición de Tom se vuelva esencial en la historia: este misterioso personaje del cual tanto se ha discutido y tanto se discutirá nos muestra que existe otra forma de vivir: la búsqueda de conocimiento por el deseo de saber, no por una incontrolable necesidad de dominar.

[Goldberry, sobre Tom]’He is the Master of wood, water and hill.’

[Frodo]’Then all this strange land belongs to him?’

‘No indeed!’ she answered, and her smile faded. ‘That would indeed be a burden,’ she added in a low voice, as if to herself. ‘The trees and the grasses and all things growing or living in the land belong each to themselves. Tom Bombadil is the Master.’

 

[Baya de Oro, sobre Tom]—Él es el Maestro del bosque, del agua y de la colina.

[Frodo]—¿Entonces toda esta tierra extraña le pertenece?

—¡De ninguna manera!— respondió ella, y su sonrisa se perdió —Eso sería ciertamente una carga— agregó en voz baja, como para sí misma —Los árboles y las hiervas y todas las cosas que crecen o viven en la tierra pertenecen a ellas mismas. Tom Bombadil es el Maestro.

Pero esta aleccionadora aparición de Tom también ofrece un gran problema: a este punto de la historia tenemos a Bilbo rechazando (si bien con ayuda) el Anillo, a Gandalf que, si bien le teme, no lo desea, a Tom que juega con él y lo devuelve… ¿cómo se logra mostrar que el Anillo es peligroso si todos lo dejan pasar?

La caída de Boromir, visible ya en el concilio de Elrond, es una respuesta, el suplicio de Frodo a medida que avanza la misión es otra.

Pero esto ya forma parte de otros capítulos.


 1 Un breve pero interesante artículo que encontré sobre este tema: Why didn’t the One Ring have any Control Over Tom Bombadil?

5 comentarios

El Silmarillion en tres minutos

El vídeo tiene ya un par de años, está en inglés y su autor habla rápido, pero vale la pena. Si bien el autor parece tomarse en broma todo, se nota su admiración por la obra que está describiendo y logra un magnífico (y muy divertido) resumen.

Activar los subtítulos (también en inglés) puede ayudar a quienes no tengan el oído muy entrenado


PD: del mismo autor, El Hobbit en 30 segundos

,

2 comentarios

Las águilas en la Tierra Media

Desde hace un tiempo circula por Internet una… «idea» (no da ni para llamarla «hipótesis») que insiste en imaginar que Gandalf pensó en usar las Águilas para llevar el Anillo a Mordor, pero que la aparición del balrog en Moria arruinó su perfecto plan secreto. Dado que Michael Martinez ya destruyó semejante disparate con gran autoridad dejaré pasar el análisis del (inexistente) «problema»… pero aprovecharé para hablar un poco sobre las Grandes Águilas.

El problema de las Águilas

Las Águilas comparten un problema muy común en la obra de Tolkien: su origen, historia y características fueron naturalmente cambiando a medida que cambiaba la historia de la Tierra Media por lo que el enorme volumen de material publicado por Christopher Tolkien, con todo y borradores descartados, amenaza al lector con un nivel de confusión que puede llegar a ser abrumador.

Ya saben, los peligros de la arqueología literaria.

Aparentemente (creo que está mencionado en Morgoth’s ring), en un principio Tolkien pensó a las águilas como maiar con forma de ave, pero eso no se llevaba bien con su posterior idea de que solo Melian tuvo descendencia ya que una excepción que se repite deja de ser excepcional: se nos dice claramente que Gwaihir es descendiente de Thorondor y por lo tanto las águilas no pueden ser maiar ya que eso reduciría el carácter excepcional del nacimiento de Lúthien. No insistan 😉

¿Era Gwaihir el «Señor de las Águilas» de El Hobbit? Muchos piensan que sí, a pesar de que no se dan los nombres de las águilas en el Hobbit. Pero en El Señor de los Anillos Gwaihir lleva a Gandalf exactamente dos veces, lo cual significa un problema: dado que al final del libro el mago dice que Gwaihir lo llevó dos veces… como que no está contando los otros dos vuelos de El Hobbit.

En el Silmarillion se nos dice que las águilas son mensajeros de Manwë, que surgieron de él durante la Gran Música, algo que nos advierte que «son buenas», pero que a decir verdad no nos dice mucho más.

¿Son las Águilas lo suficientemente longevas como para haber sobrevivido desde la primer edad hasta la tercera? Existen textos, eliminados por Christopher del Silmarillion (creo que se habla de ellos en «la guerra de las joyas», libro que por el momento me resisto a leer), donde los nombres de Gwaihir y Landroval son usados para las águilas que ayudaron a rescatar a Beren y a Lúthien de Angband. ¿Quizás son las águilas «inmortales», como los ent? Difícilmente lo sabremos alguna vez.

Debo admitir que el punto que menos me gusta de la mitología tolkiana es la diferencia que hace entre «los hijos de Iluvatar» y los demás «seres parlantes» de la Tierra Media, otorgándoles un alma a los primeros pero no a los segundos. Esta visión es claramente coherente con las creencias del autor que se declaraba un devoto católico romano, pero bueno, ¿por qué ents y águilas, nobles seres con nobles sentimientos, inteligencia y sabiduría y que resultan esenciales para el desarrollo de las historias deberían ser considerados «inferiores»? Pero estoy divagando.

El peligro de las Águilas

En una de sus cartas, Tolkien dice:

The Eagles are a dangerous ‘machine’. I have used them sparingly, and that is the absolute limit of their credibility or usefulness.

Las Águilas son una «maquinaria» peligrosa. Las he usado solo espaciadamente y ese el límite absoluto de su credibilidad y utilidad.

Las Águilas realmente aparecen poco, pero cuando lo hacen es con grandes consecuencias: en la primer edad tenemos a Thorondor hiriendo a Morgoth luego de la batalla de este último con Fingolfin, vemos Águilas rescatando a Huor y a Hurin, a un herido Beren y a Lúthien, protegiendo a los fugitivos de Gondolin y finalmente participando en la Guerra de la Ira.

Durante la segunda edad el papel de las Águilas es más «simbólico», dejando Númenor cuando todo comenzaba a precipitarse.

En la tercer edad las Águilas ayudan a Bilbo, Gandalf y los enanos, participan en la batalla de los cinco ejércitos, rescatan a Gandalf de Isengard primero y de su momentánea tumba en la cima del Celebdil después, participando finalmente de la batalla de las Morannon y rescatando a Frodo y a Sam del fuego.

Mucha gente suele pensar en las Águilas como una especie de Deus ex machina, algo así como las apariciones de Whoopi Goldberg cada vez que los guionistas de «Viaje a las estrellas, la nueva generación» no sabían cómo resolver las historias que ellos mismos habían creado 😛 … pero yo no estoy tan seguro.

Las Águilas de Manwë

Obviamente no es posible afirmar que Tolkien lo pensara en este modo, pero tengo la impresión de que las Águilas son mucho más que un «comodín para resolver situaciones sin solución» y que el problema que nosotros los lectores tenemos con ellas es solo una fracción de los problemas que tuvo el propio Tolkien con su (sub)creación.

Y es que si las Águilas respondían a Manwë debían forzosamente seguir también sus reglas: las mismas que tuvo que seguir Gandalf, las mismas que tendrían que haber seguido los otros magos.

Siendo Gandalf no otro que Olórin, un maia anterior al mundo del mismo orden de Sauron, es claro que los Valar querían que los pueblos de la Tierra Media resolvieran sus problemas por sí mismos… en la medida de lo posible, se entiende, que por algo mandan algunas «ayuditas».

Tanto Gandalf/Olórin como las Águilas están limitados en sus acciones y solo durante situaciones realmente críticas despliegan una parte pequeña de su verdadero potencial: cuando Gandalf vuelve a la vida como «el blanco» toma una mayor iniciativa y da mayores despliegues de fuerza (alejando, por ejemplo, a un nazgûl alado con un «dardo de luz»), pero siempre muy por debajo de lo que su carácter «angélico» en principio permitiría. La principal función del mago sigue siendo la de ayudar a los acontecimientos, no la de provocarlos.

El argumento más común (y más sensato) usado a la hora de justificar el por qué las Águilas no fueron utilizadas para facilitar el viaje a Mordor del Anillo es el de decir que su presencia volando en formación hacia el sur nunca habría pasado desapercibida: Sauron las habría detenido de una forma u otra. Ciertamente el motivo por el cual la misión de Frodo, Sam y Gollum (involuntario participante de la destrucción del Anillo) tuvo éxito fue el secreto y no la fuerza: si Gandalf no hubiera caído en Moria, o si Glorfindel hubiera ido en lugar de Legolas, o si las Águilas hubieran sido utilizadas seguramente todo habría fracasado.

Pero por sobre todas las cosas, en mi opinión la verdadera razón por la cual las Águilas no llevan a Frodo es que ese no era su papel en la historia: las Águilas estaban allí para dar una ayuda en caso de necesidad extrema, no para resolver los problemas de un mundo que tenía que aprender a vivir por sí mismo.

Deja un comentario

El poema perdido de Tolkien

ACTUALIZACIÓN (diciembre 2015): el sitio ha desaparecido, por lo que no sé en qué habrá terminado todo… posiblemente en nada.


Al parecer, se ha encontrado una grabación de un discurso dado por Tolkien el 28 de marzo, 1958, en Rotterdam:

Tolkien’s Lost Poem

De acuerdo a la descripción de la grabación dada por Noble Smith el contenido es realmente impactante, con todo y declaración detallada del significado del Señor de los anillos.

Al parecer la gente en poder de esta antigua cinta está tratando de reunir fondos para «limpiar» la grabación y poder así publicarla. He aquí el clip (con gusto a poco) de presentación del proyecto:

En la página dada más arriba es posible suscribirse a una lista de correo para mantenerse actualizado.

Un proyecto que merece atención, sin duda.


Bonus track:

Esperando que la grabación de esta reunión se haga finalmente pública, dejo aquí al propio Tolkien leyendo un fragmento del Hobbit

J.R.R. Tolkien reads from ‘The Hobbit: Riddles in the Dark’

(realmente magnífico cuando representa la voz de Gollum)

Deja un comentario

La Tierra Media en Suiza

Para aquellos que se han acercado a la obra de Tolkien a través de las versiones cinematográficas quizás suene extraño, pero el paisaje que mejor se aproxima a la Tierra Media no está en Nueva Zelanda sino en Suiza.

En 1911, un Tolkien de 19 años realizó un viaje a Lauterbrunnen que dejaría una profunda marca en el autor, marca que unos años más tarde se desarrollaría en Rivendell.

El valle de Lauterbrunnen en Suiza, que inspiró a Tolkien su visión del valle de Rivendell

From Rivendell to the other side of the Misty Mountains,… the journey… including the glissade down the slithering stones into the pine woods… is based on my adventures in Switzerland in 1911.

Desde Rivendell al otro lado de las montañas nubladas… el viaje… incluyendo el deslizarse por las resbaladizas rocas hasta el bosque de pinos… se basa en mis aventuras en Suiza en 1911.

escribió Tolkien a mediados de la década de 1950 en una carta a su hijo Michael.

Pero hay más: al parecer Esgaroth, la ciudad del lago, está inspirada en Interlaken… y la lista puede seguir.

Lector, te dejo entonces disfrutar del artículo preparado por la gente de la BBC mostrando la «tierra media en Suiza», un artículo que indica los pasos a seguir para reconstruir el viaje de Tolkien y que, como no podía ser de otra manera, se cierra con el recientemente fundado museo Greisinger:

BBC Travel – Fictional Footsteps: In Alpine villages, Hobbits lurk

Que lo disfrutes.

Deja un comentario

«In Elven Lands»

Mucha gente ha escrito música inspirada en la obra de Tolkien: desde la Sinfonía nº 1 de Johan de Meij a la cálida canción «Lothlórien» (parte del álbum Shepherd Moons) de Enya, pasando por Patrice Deceunink y, qué vamos a hacerle, las bandas de sonido de las películas es posible reunir horas y horas de música «tolkiana».

En este artículo quiero llamar la atención sobre un interesante experimento que comenzó hace más de dos décadas: «In elven lands», del grupo «The Fellowship».

A diferencia de los otros músicos mencionados donde la música nace del lector y resulta por lo tanto contemporánea, In Elven Lands trata de buscar un sonido que pueda ser parte de las historias contadas por Tolkien: usando instrumentos medievales y formas musicales antiguas, construyen temas que bien podrían haber sido cantados en Rivendel o en las cortes de los reyes de la Tierra media.

Recomiendo visitar la sección de vídeo del proyecto donde se encuentran varios temas delicadamente unidos a imágenes (presten atención al libro, y en él a la representación de Carcharoth con el Silmaril).

No puedo decir que la música sea magnífica, pero suena increíblemente «real» y conocerla ciertamente vale la pena.

,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: